Rumbos

Clasificado bajo Invitados, Textos, URBA | el 23-05-2016 |

45

Guillermo Alonso, periodista (fundador, entre otras cosas, de la excelente revista Test-Match) y hombre de rugby (fue jugador, entrenador y dirigente de Pucará), acercó esta reflexión que es útil volcarla aquí y con la que, además, comparto la mayoría de sus opiniones.

………

Por Guillermo Alonso

Después de muchas idas y vueltas, de evaluar las necesidades de los más de 80 clubes que la componen, la Unión de Rugby de Buenos Aires tomó la decisión de cambiar sus campeonatos de divisiones superiores y a partir del 2017, jugar un Top 12, con partidos de ida y vuelta, como se jugaba en las primeros años de la década del 70. La pregunta que surge es ¿es bueno volver a este sistema? La realidad es que la URBA no tuvo más remedio que hacerlo ya que con la aparición de Los Jaguares en el Super Rugby, más el Nacional de Clubes, Los Pumas y el Seven, era la única posibilidad de que la televisión y los sponsors no dejaran de proveer los fondos necesarios para el Campeonato Amateur más importante del país. Como todos habrán podido comprobar, la clasificación para el Top 14 de este año prácticamente no tuvo cobertura televisiva ni en los medios gráficos que siempre siguieron al rugby (diarios La Nación, Clarín, Olé, etc.). El Top 12 tendrá más competencia y rivalidad, por ende más cobertura periodística.Finalizada esa clasificación quedó claro que salvo los 14 clubes que disputarán el Top 14, el resto deberá jugar en Segunda, Tercera, etc. Por lo menos hasta el 2018.

Analizando los clasificados para este Top 14 2016, del que saldrán los 12 que disputarán el Top 12 2017 y comparándolos con los que hace casi 50 años jugaban los campeonatos con el mismo sistema, encontramos cinco clubes tradicionales de Primera: CASI, SIC, Belgrano, CUBA y Pucará. Otros cinco, Hindú, La Plata, Atlético del Rosario y Alumni que se ganaron un lugar entre los de arriba; un Colegio que poco a poco se va transformando en Club, Newman; otros dos equipos platenses, Los Tilos que también frecuentaba la primera en aquellos años, y otro Colegio, que tiene las mismas aspiraciones que Newman, San Luis. Entre Pueyrredón (Club tradicional en refundación) y Regatas de Bella Vista (de gran crecimiento en este período) surgirá uno más y por último Mariano Moreno, la sorpresa, que ocupa el lugar que en el Oeste tradicionalmente le correspondía a Los Matreros. Estos Clubes este año jugarán por el Campeonato, por los 7 que clasificarán para el Nacional de Clubes 2017 y por la clasificación al Top 12. O sea que habrá dos descensos.

Olivos, San Cirano, Banco Nación, Deportiva Francesa, San Martín y el mismo Los Matreros, buscarán desde abajo recuperar su puesto en la élite. Será más duro, pero los obligará a trabajar más en divisiones infantiles y juveniles.

Al jugarse el Top 12 en el formato de partido y revancha, habrá no sólo más competencia en la Primera, sino también en Intermedia y las Pre A, B ó C. dado que los clubes clasificados tienen planteles superiores con más de 100 jugadores cada uno. También facilitará la mejoría en los terceros tiempos, un equipo bien recibido en un Club hará lo imposible por mejorar la atención a su rival en la revancha. Lo mismo para la parte social entre dirigentes y veteranos.

Por último le sugeriría a la URBA que cuando negocie la venta de los derechos de televisión permita que los Clubes tengan sus propios programas para poder difundir sus actividades (infantiles, juveniles, otros deportes) y lograr el aporte de sponsors locales, que hoy, con la estática alrededor de la cancha , sólo tiene visibilidad para los que concurren a los partidos.

 

Calcuta

Clasificado bajo 6 Naciones, Invitados, Textos | el 05-02-2016 |

6

Mañana arranca el 6 Naciones y en la primera fecha se enfrentarán Escocia e Inglaterra, reeditando el duelo por el trofeo más antiguo del rugby. La pluma de Ricardo Sabanes recuerda aquí un episodio de uno de esos enfrentamientos. Material de lectura indispensable.

……..

Por Ricardo Sabanes

El 5 de marzo de 1998 Escocia e Inglaterra se enfrentaron en Murrayfield por el Five Nations Championship. Desesperados por una victoria, los de la Rosa controlaron la posesión, pero pese a tener unos backs con mucho talento, hicieron muy poco con la pelota.

Con acusaciones cruzadas entre los coaches de utilizar tácticas negativas y mucha animosidad, el encuentro terminó con una victoria 9-6 para la visita, con dos penales para cada bando y, sobre el final, un drop de Rob Andrew que selló el resultado de un partido para el olvido, en el que Inglaterra retuvo la Calcutta Cup.

Para el olvido deportivo, porque lo que sucedió después fue un caos.

Las tensiones entre los dos planteles, y entre los escoceses con sus dirigentes,eran evidentes durante el banquete –generoso en alcohol– posterior al partido que tuvo lugar en el Calton Hotel.

“En esos tiempos uno se sentaba y había una botella de whisky en la mesa. Era una invitación al desastre”, comenta Dean Richards, el octavo inglés en ese partido (no sólo famoso por su Bloodgate en Harlequins, y actual coach de Newcastle). “Fue una de esas cenas en que sabes que todo va a salir mal”.

Las mesas estaban mezcladas, había frustración en los jugadores, y sin dirigentes para controlarlos, las cosas se fueron de las manos. La enemistad entre los jugadores locales y su comité explotó cuando una lluvia de comida cayó sobre los directivos escoceses en la mesa principal.

“Fue bastante bulliciosa, pero como lo eran muchas cenas en esos días. Se consumió mucho alcohol, lo que no es muy recomendable para los estómagos vacíos luego de ochenta minutos de un Test.”, dijo John Jeffrey, ala escocés.

“Me ofrecieron la Calcutta Cup para tomar un sorbo y cuando me incliné me volcaron el champagne encima. Cuando pude aclarar la vista vi salir a Richardsy Jeffrey con la copa en las manos a la noche de Edimburgo”, agrega Brian Moore, esa tarde hooker de Inglaterra.

Calcuta foto 1

Los vieron cruzar Waverley Bridge, cerca del hotel, pasándose la copa como una pelota de rugby. Richards y Jeffrey no se destacaban por un gran handling ni cuando estaban sobrios y sobrevino el desastre: la copa cayó al suelo muchas veces, se abolló, las asas se doblaron sin remedio. El recorrido terminó en el nightclub de Buster Brown, con Richards y Jeffrey abrazados y el trofeo deformado en las manos.

“La copa quedó horriblemente dañada”, confesó Richards. “Recuerdo mirar la copa de regreso al hotel y pensar ‘Mmmm, vamos a tener un problema’”, agregó Jeffrey.

Tras el escándalo, la RFU suspendió a Dean Richards por un partido, mientras la SRU le dio seis meses de pena a John Jeffrey.
El trofeo sufrió tantos daños que los joyeros Hamilton & Inches, contratados para la restauración, no lograron reproducir el original, que ya no se entrega al ganador del partido, hubo que hacer una réplica.

¿Qué hubiesen sentido, de estar vivos, los fundadores del Calcutta Football Club? En 1878 el club debió disolverse por falta de jugadores e interés en el rugby. Algunos, con algo de malicia, agregan que el motivo verdadero fue el cierre de la barra libre. Los miembros retiraron las 270 rupias de plata que tenían en el banco y le encargaron a un artesano indio que las fundiera y diseñara un trofeo.

La copa fue donada a la RFU para que fuese usada “de la mejor manera en algo duradero para la buena causa del Rugby Football”. En realidad, la Calcutta Cup fue entregada con la idea de que compitiera con la popular FA Cup de los primos de la Football Association, en un torneo para los clubes de rugby.

Incómoda, la RFU, para la que todo tipo de competencia con ganadores era el camino al profesionalismo, reservó la copa para encuentros internacionales y el 10 de marzo de 1879 la puso en juego por primera vez en el partido Escocia-Inglaterra jugado en Edimburgo que terminó… ¡1 a 1!

Hacia 1890 tanto Gales como Irlanda habían mejorado su rugby para obtener, ellos también, algunos de los torneos de las Home Nations (antecesor del Four Nations Championship). Con cierta razón pidieron que la Calcutta Cup se otorgase al ganador de la serie anual, pero tanto Inglaterra como Escocia, argumentando alguna tradición, prefirieron no compartirla con los recién llegados…

De este modo, el trofeo internacional más antiguo del rugby llega a su disputa 122 el sábado 6 de febrero, en Murrayfield. Inglaterra lo ganó 68 veces, Escocia 39 y hubo 14 empates, incluido el primer partido, y una noche para el olvido.

¿Quién se quedará con las 270 rupias de plata? ¿Será Flower of Scotland o Sweet Chariot? Quien sea, deberán tomar recaudos a la hora de los brindis.



<em>La Calcuta Cup ahora</em>.</p>
				</div>

                <div class=

Cesitar

Clasificado bajo General, Invitados, Textos | el 11-03-2015 |

17

Semblanza de César Silveyra, escrita por su amigo Marcos Julianes.

…………..

Hay una sentencia popular que desprecia a quienes se jactan de tener ” muchos amigos”… Sería señal de no tener amigos o de no entender la amistad. ¿Quién no ha citado a Roberto Carlos con sorna por su millón de amigos?

Se nos acaba de ir alguien, el único que conozco, que dio por tierra con tal precepto: soy uno de los muchos, tal vez cientos, que nos llenamos el pecho diciendo que somos amigos de César Silveyra. Sólo que en este caso, el mérito es de él, pues sólo un tipo DISTINTO pudo hacerlo. Y ojo que no hablo de las humanas treguas que damos en las vísperas…..hablo de una persona que anduvo por el mundo con el corazón abierto cosechando amigos desde la primaria hasta sus últimos días, en los ámbitos más diversos, incluyendo el rugby, o con el rugby como primera fuente, en varios clubes pero especialmente su club el SIC, donde nació creció y ayer se despidió.

La otra pata que lo hace único es que, en el buen sentido, no registra enemigos; y no es que quisiera a todo el mundo, pero tuvo también el don especial de no tener hendijas en su nobleza por donde pudiera colarse una enemistad. Si alguien quiso ser su enemigo, no encontró manera de llevarlo a cabo. También me consta esto.

La crónica más “común” dice que fue un rugbier de los veros. Hijo dilecto del SIC al que llegó de la mano de su padre, Cesitar, jugador y campeón de Primera en los finales de los setenta, entrenador de todas las divisiones hasta la intermedia (mereció entrenar la Primera con el Corto Ramallo en los 90 pero no se dio). En los 2000 presidente de su club.

Tal vez lo más colorido de destacar fue que lideró aquel original e histórico equipo de Preintermedia, cuando empezaba a existir esta división, que dieron en llamar “Electris Circus” y que supo alegrar la vida del SIC en los 80 con sus terceros tiempos, sus fiestas, sus giras, su espíritu de rugby y su hermana rivalidad con sus pares del CASI. No por nada el Veco Villegas era fana de ese equipo mezcla de bohemia y caballerosidad que César capitaneaba con su gracia sin igual y sus monólogos que todos, incluyendo rivales, esperábamos y alentábamos.

En lo personal, mucho para decir en 30 años de amistad, pero se trata de representar a esos cientos o miles de humanos a quien César nos hizo más buenos y más felices. Los que lo conocemos sabemos lo mucho, lo muchísimo que lo vamos a extrañar y recordar.

Contar

Clasificado bajo Invitados, Libros, Textos | el 08-10-2014 |

5

Tapa libro Ariel

Este post abarca a dos grandes amigos y brillantes periodistas. Ariel Scher es un tipo esencial. A mi juicio, el mejor periodista que escribe de deportes en la Argentina porque, entre tantas otras cosas, no escribe sólo de deportes. Acaba de editar un nuevo libro: Contar el Juego (Capital Intelectual), en el cual establece las relaciones de 9 escritores con el deporte. Por sus páginas desfilan Adolfo Bioy Casares, Julio Cortázar, Eduardo Sacheri, Haroldo Conti, Juan Sasturain, Roberto Fontanarrosa, Rodolfo Braceli, Osvaldo Soriano y Martín Caparrós.

Y otro gran amigo y periodista, Julio Marini, también como Ariel compañero en mis tiempos en Clarín, escribió esta crítica.

………………………………………………………………………………….

Por Julio Marini

Hay periodistas. Hay escritores. Hay periodistas que hacen de la literatura su segundo hogar y hay escritores que desde el periodismo cuentan historias que colman tanto como sus libros. Ariel Scher es todos y cada uno de esos periodistas y de esos escritores. Y en su último trabajo, un regalo para todos nosotros, cuenta el juego como pocos y hace que nuevamente la literatura y el deporte se fusionen desde su propio talento y desde el espacio en el que muchos hemos alimentado nuestros sueños en textos y en obras de nueve especiales escritores.

Contar el Juego, para Ariel es haber vivido el juego, o todos los juegos del juego. Escondido en cada deporte y comenzando y volviendo invariablemente al fútbol: el padre, la madre o el hermano mayor de todos los deportes para los argentinos. Y, de alguna manera, para esos nueve escritores que desde distintos lugares de este país fundieron sus ilusiones de levantar los brazos triunfantes tanto como las de expresarse desde la correcta y hermosa sensación de acomodar las palabras para darle forma a un poema, un cuento o una novela.

Eduardo Sacheri y la ficción jugueteando con la realidad en ese gol convertido y evitado. O el fenomenal Bochini, como cuenta Ariel, “que impregnó paginas de Sacheri por muchos motivos, entre ellos porque sus jugadas rompían las fronteras de la realidad, algo que la literatura todo el tiempo propone como pacto”.

Julio Cortázar y ese nocáut fulminante en el tablero de ajedrez. Y como dice Scher: “Sólo se es si se juega, parece avisarle, generoso, a todas las personas de su tiempo y a todas las que vendrán (…) Cortázar es un juego que todo el tiempo vuelve a empezar”.

Osvaldo Soriano, ese con vocación de crack de la pelota que la realidad de la ficción convirtió en escritor y en periodista. Tal vez sólo para demostrar que el “fútbol es una patria dentro de la patria”, como bien recuerda Ariel. Y ahí va Roberto Fontanarrosa, cuya literatura “es un sinfín de sonrisas y muchas de esas sonrisas se afincan en las pulsaciones futboleras de las edades primeras”, dice el autor.

Y también va Juan Sasturain, “un experto en reunir mundos (…) Si algunas visiones tradicionales divorciaban el fútbol de la literatura, el ofició el matrimonio; si la historieta –otra de sus pasiones y uno de sus saberes- permanecía escindida del campo académico, el edificó un puente”, concluye generosamente Ariel.

Por supuesto Adolfo Bioy Casares, propietario de todas las palabras y de todos los talentos, quien simplemente en muchísimos de sus días, a la hora de los premios o de la charla coloquial, reconoció que su pasión deportiva, en particular su intensísimo vínculo con el tenis. Y va por supuesto Rodolfo Braceli, “cronista de mil acontecimientos”, eterno admirador de Nicolino Locche, confrontador y amigo de Antonio Di Benedetto, escritor esencial. Y finalmente Martín Caparrós, que como sintetiza Ariel, de Boca es y de fútbol vive. Desde sus sueños de jugador, su pasión azul y amarilla, sus días en la lejanía del país doloroso y el Mundial 78. El nexo, al cabo, entre su padre que lo llevaba a ver a River y su hijo bostero, como él.

Todo eso hizo Ariel Scher en este libro. Juntó a nueve. Casi armó un equipo. ¿Qué faltan dos? No. De 10 juega Scher y al arco… Al arco va cualquiera. Si el tema es mirar cómo juegan el juego los que cuentan el juego.

Ancho

Clasificado bajo Historias, Invitados, Sensaciones, Textos | el 08-09-2014 |

28

Hoy murió el Ancho Rubén Peucelle, ícono de Titanes en el Ring. Daniel Dionisi, brillante escriba y socio vitalicio de éste blog, me envió este delicioso texto para compartirlo con ustedes.

…………..

Por Daniel Dionisi

En 2001, Alumni salió campeón de la URBA. Durante esa temporada los chicos se divertían en los terceros tiempos haciendo una parodia de Titanes en el Ring. El día que ganaron el título decidieron celebrar con todo, tirar la casa por la ventana. Alguien dijo que conocía a Rubén Peucelle, que el tipo vivía en el bajo de Olivos. Entonces se les ocurrió que la fiesta sería completa si convocaban al Ancho para el cierre de temporada de los “Titanes en el Ring de Alumni”. Una pequeña e improvisada comisión se acercó hasta la casa del campeón argentino que vivía ahí, cerquita del río, de lo que tiempo atrás era El ancla, la playa donde en sus años jóvenes mostraba los músculos junto a un grupo de patovicas (los primeros patovicas salieron de El ancla). Los chicos de Alumni se acercaron a la casa del campeón con algún recelo. Temían ofenderlo. El tipo le había ganado a La Momia y al mísmísimo Martín Karadagian y ahora pretendían contratarlo para que se enfrente a los ignotos personajes que alegraban los terceros tiempos de Alumni 2001. Pero la reacción de Peucelle fue amigable, lejos de ofenderse se sintió halagado de que un grupo de veinteañeros lo recordara con afecto.

Y el sábado del campeonato la fiesta fue total en Tortuguitas. Fuegos artificiales, vueltas olímpicas, alegría absoluta por ese campeonato que Alumni esperaba desde hacía varios años. Y la frutilla del postre llegó con la última función del año de “Los titanes de Alumni”. En la pelea decisiva, en el momento que el malo tenía al bueno contra el piso justo a punto de hacerle una puesta de espalda, entre la multitud y para sorpresa de la mayoría apareció el Ancho Peucelle, el gran campeón argentino, y con un par de doble nelsons puso las cosas en su lugar. Fue el pico emotivo de la noche de los campeones. Una multitud de rugbiers enfervorizados llevó en andas a Peucelle al grito de “Ole ole ole ole, anchooo anchooo”. Por unos minutos la estrella de la noche fue Peucelle. Hasta los jugadores campeones reverenciaban al ídolo de Titanes en el Ring.

El momento pasó y el festejo continuó por muchas horas. Cuando Peucelle dejó de ser el foco de atención uno de los miembros de la comisión que lo había contactado en su casa de Olivos se le acercó y le preguntó cuánto les iba a cobrar por su actuación. “¿Vos estás loco? ¿Cómo te voy a cobrar? ¿Sabés lo bien que me hacen sus aplausos? Y además para mi es un honor participar de la fiesta del campeonato de ustedes”. Rubén Peucelle le pegó un abrazo que todavía le duele al pibe de Alumni y se fue caminando por la noche de Tortuguitas. Mas campeón y mas ancho que nunca.

Galería

Clasificado bajo Imágenes, Invitados, Pacific Rugby Cup, Pampas XV | el 03-03-2014 |

10

Harry, socio vitalicio del blog, al que él llama (me da tanto orgullo como pudor) El Club de Rugby de toda la Argentina, nos envió unas fotos “exclusivas” sacadas por él mismo del partido que jugaron los ICBC Pampas XV en Canberra. Harry es un argentino que vive en Australia desde hace muchos años, fanático del rugby, rueda de auxilio para cualquier argentino que llega hasta aquel lado del mundo y que va a seguir a los Pampas en su periplo por la Pacific Rugby Cup. Por eso hay que seguirlo en Twitter, cuya cuenta es @oscar_syd

Ayer, chateando por Facebook, Harry me contaba que para el próximo partido, los Pampas van a encontrar a un muy duro rival, ya que New South Wales pondrá a algunos de los Waraths en el Súoer Rugby (especialmente a los suplentes), ya que ese fin de semana el equipo de Sydney tiene fecha libre.

En las fotos, arriba y abajo, los tries de Patricio Fernández (ambos de intercepción), un scrum, que anduvo muy bien y fue clave en el segundo tiempo, y un tackle de Matías Alemanno.

Jime 5

Jime 1Jime 2Jime 3

Ushuaia 7

Clasificado bajo Invitados, Sevens | el 11-12-2012 |

11

Por Joaquín Galán (*)

Uno de los grandes placeres que te permite el rugby es viajar de la mano de la ovalada para conocer lugares y hacer nuevos amigos. Este último fin de de semana tuve la oportunidad de ser invitado a Ushuaia, para vivir de cerca el mítico Seven del Fin del Mundo que organiza el Ushuaia Rugby Club.

La dureza del clima imperante en la región, fue la primera señal de saber que estaba llegando a un lugar distinto. La lluvia y el intenso frío rápidamente nos hacen caer en la cuenta que no es fácil jugar al rugby por estos pagos.

Estamos a pocos días del inicio de verano, pero no se hace notar aquí. Durante el fin de semana la temperatura en Ushuaia no superó los 7 grados de máxima y tuvo a la lluvia y las nubes como acompañantes permanentes, mientras en Buenos Aires hubo una media de 30° y, en Salta se soportaron jornadas de 40°.

El Seven del Fin del Mundo nació 26 años atrás, cuando un volntarioso grupo de amigos trataba de despuntar su pasión por la ovalada. En 1981 se funda el Ushuaia Rugby Club, única institución hasta ese momento ligada al rugby en la región. Con escasa actividad, el predio que les habían cedido por las autoridades locales corría peligro de ser utilizado para otros fines y por eso impulsaron la idea de crear esta competencia.

Con enorme sacrificio de sus creadores y equipos que se animaban a viajar hasta la zona más australa del país, el torneo fue creciendo, hasta llegar a un buen presente. Pasaron varias figuras por aquí, como el Tano Loffreda, Diego Cuesta Silva, Martín Sansot, Marcos Menta, Pedro Baraldi y Agustín Pichot entre otras tantas figuras, al igual que los árbitros Alejanro Degano, Marcdelo Pilara, el Mono Sánchez Ruiz, Pelusa y Pablo Deluca.

La sede del Ushuaia RC, donde se disputa el torneo, está ubicada sobre el pasaje final de la ruta 3, en su camino al Parque Nacional Tierra del Fuego, donde termina su recorrido de más de 3000 km, desde su nacimiento en Buenos Aires. Otro indicador de que estamos en los confines de nuestra nación.

El sacrificio que hacen los amantes del rugby en la última provincia argentina es enorme y admirable. Tierra del Fuego cuenta con tres ciudades: Río Grande, Ushuaia y el pequeño poblado de Tolhuin, fundado en 1972 y uno de los asentamientos más jóvenes del país. La actividad oficial se desarrolla en dos etapas: la primera durante febrero y abril, cuando el clima obliga a parar todo deporte al aire libre. Luego, dependiendo de los factores meteorológicos, a fines de septiembre o las primeras semanas de octubre, se abren la segunda parte del año que culmina, unos días antes del Seven del Fin del Mundo.

¿Qué hacen en los meses del otoño y la primavera? Se entrenan durante la semana en un gimnasio techado, pero sin jugar partidos los fines de semana. En el caso del club anfitrión, entre agosto y septiembre realizan alguna gira, para mantener los planteles y evitar la deserción. Este año jugaron en Salta y Buanos Aires, para lugeo asistir en La Plata, al partido entre Los Pumas y Nueva Zelanda.

Volviendo al certamen que me llevó al sur, se contó con la presencia de 16 equipos, en algunos casos con dos equipos por club, con una fuerte presencia local: Ushuaia Invitación, Policía, Seleccionado de Tierra del Fuego, CRAR (Rafaela), Águilas, Guanacos (Río Turbio), Colegio del Sur, Orcas, Huevos, Pura Química, Ushuaia RC, Macatobiano (Río Gallegos) y Águilas Classic donde jugó Federico Sciurano, el intendente de la ciudad.

El campeón de la XXVI° edición fue el elenco de Ushuaia Invitación, que en la final derrotó 33-5 a Colegio del Sur. El ganador estuvo formado por jugadores invitados: Santiago Tobal (La Tablada), Nicolás y Francisco Pollet (San Martín), Federico Pichler (de Olivos), Diego Biro (de Los Matreros). El resto son jugadores formados en el club local pero que juegan en clubes de URBA.

De manera paralela se disputa el Seven Maneco Sánchez, en honor a otro de los pioneros del rugby en la ciudad, reservado para las categorías M16 y M18 donde el ganador fue Colegio del Sur, por partida doble.

Entre los silbatos, la presencia estelar correspondió a Sebastián Cárdenas (Austral), Sebastián Figueroa e Ignacio Iparraguirre (URBA), siendo éste último el encargado de impartir justicia en la final. Además estuvo presente como en cada edición del torneo, el ex árbitro internacional Efraím Sklar, al mando de la mesa de control en el Ushuaia RC.

Este tipo de viajes siempre deja enseñanzas, nuevos amigos y sobre todo admiración por la lucha permanente de llevar adelante el espíritu del rugby y sus valores. Me llevo de esta experiencia el ejemplo de tenacidad y entusiasmo por jugar al rugby en condiciones extremas y desfavorables. Imposible olvidar también la amabilidad con la que fuimos tratados por nuestros anfitriones, Cali Ríos y Natalia Zanola, dirigentes del club local.

Este paso por Ushuaia deja una linda sensación. Conocer este lugar mágico, vivir el día a día con compañeros de profesión como si fuésemos un equipo en gira y renovar una vez más, el amor y la pasión por el rugby, gracias al ejemplo que nos brindaron todos los rugbiers de la región. Muchas gracias al Ushuaia RC y su gente. Los dejo con un gran recuerdo y con las ganas de volver.

(*) Joaquín Galán es periodista y estuvo éste fin de semana en el Seven del Fin del Mundo. Las fotos también son de su autoría

Simpleza

Clasificado bajo Clínicas, Invitados, Juego, Textos | el 22-05-2012 |

22

El viernes y ayer se realizó el Rugby Forum, con la presencia de Tana Umaga, ex capitán de los All Blacks. Eugenio Astesiano, amigo y cronista de años en el rugby, con eje en Rugby Champagne, escribió este texto para el blog. Un lujo que nos damos aquí.

Por Eugenio Astesiano

Lo simple es lo más difícil de hacer.

Con este concepto como eje, ya había tenido el jueves pasado la posibilidad de conversar un buen rato con Adriaan Ferris y con Derren Witcombe (dos de los expositores neocelandeses en el Rugby Forum que se llevó a cabo hoy en el SIC y el viernes pasado en el Jockey de Rosario, junto al gran Tana Umaga y al muy didáctico Darryl Suasua). Dentro del marco de ese concepto, la charla se encaminó hacia cómo sin que importe el nivel del jugador –desde el más inexperto hasta los All Blacks- en Nueva Zelanda las destrezas básicas se practican siempre, en todos y cada uno de los entrenamientos, un buen rato antes y otro tanto después pues, para ellos, es desde dónde se construye todo. (Corroboro esto afirmando lo que vi en ese país durante la última Copa del Mund, cuando, tras finalizar un entrenamiento de los All Blacks, Ma’a Nonu estuvo durante veinte minutos practicando pases sólo, con un asistente…)

En fin… volvamos.

Según la visión y apreciación de Darryl Suasua, para ellos (y cuando decimos “ellos” hablamos de todos los entrenadores kiwis) el rugby tiene cinco principios básicos desde los cuáles se construye todo: 1) Ganar la posesión de la pelota, 2) Ir hacia adelante, 3) Jugar en apoyo, 4) Tener continuidad y 5) Anotar.

Ahora bien, todo esto recién mencionado sólo se puede hacer si se saben hacer otras cosas básicas: 1) Mirar todo el tiempo al rival para saber qué decisión tomar sea en ataque o defensa, 2) poder y saber comunicarse con los compañeros para actuar en consecuencia, 3) tener claro que rol va a cumplir cada jugador en cada momento y 4) la postura corporal adecuada para cumplir cada uno de esos roles.

Dicho, suena hasta absurdamente básico y sencillo, pero correr con la cabeza erguida, mirando siempre hacia el frente y usar la visión periférica para saber qué y cómo se va a utilizar la pelota propia y cómo se va a defender, hablándose permanentemente con los compañeros… parece que -al menos para el rugby argentino en general- resulta por ahora complicado in extremis. Los ejercicios en campo conducidos con enorme paciencia y pedagogía por los cuatro expositores kiwis, y realizados por juveniles del SIC demostraron que lo básico, lo primordial, tiene un nivel de complejidad increíble para ser bien ejecutado.

Solemos sorprendernos al ver jugar a los All Blacks. Al menos a mí me sorprende la simpleza y eficiencia de su juego desde siempre. Pero eso se entrena y por supuesto, lo hacen desde chicos, a todo nivel. El programa de desarrollo del rugby juvenil en Nueva Zelanda tiene nombre y es un juego de palabras que resume todo: “Small Blacks to All Blacks” (De pequeños Blacks a All Blacks). Resulta imposible explicitarlo en pocas líneas pero basta decir que desde los menores de 7 a los campeones del mundo, todos fueron y son entrenados por Coaches que, además de ser el verdadero sostén de todo el Programa, tienen un único objetivo final y común: que ganen los All Blacks.

Sintetizando en poco espacio –para no aburrir ni saturar- nueve horas de aprendizaje, y muy agradecido a la gente que organiza el Rugby Forum y a sus agentes de Prensa qué me invitaron y a Tomás de Vedia y a a Diego Albanese que estuvieron sencillamente brillantes en la traducción e interpretación de lo que exponían los kiwis, me quedo con ésta frase que usó Adriaan Ferris: “Todo el juego está basado en las destrezas básicas. Métodos para aplicarlas hay un montón, pero sin hacerlas bien, no hay métodos que valgan”.

Reglamento

Clasificado bajo Invitados, Juego, Reglamentos, Textos | el 17-05-2012 |

65

Un lujo que nos damos en este blog. A pedido nuestro, Alberto Cohen, el querido Beto C., árbitro y amante del rugby, escribió un texto en el que analiza las variantes que el IRB acaba de efectuar el reglamento.

Por Alberto Cohen

El Consejo de la IRB aprobó el último 15 de mayo cinco Variaciones Experimentales, que se van a probar de manera global a partir de la próxima temporada (agosto para el Hemisferio Norte y enero para el Sur). Estas cinco variaciones deberán ser incorporadas por todas las Uniones para todos sus niveles de competencia.

Todavía no están los textos disponibles en castellano, pero como ya se conocen públicamente, Jorge me pidió un breve comentario. Por lo tanto cabe aclarar, en primer lugar, que la traducción que van a leer no es la oficial, que la IRB va a publicar seguramente a la brevedad, y en segundo, que el análisis que sigue a cada traducción es exclusivamente a título personal y que no representa, ni pretende hacerlo, los criterios de aplicación que al respecto van a elaborar los cuerpos representativos de los referees de ninguna Unión.

Las variaciones que se van a experimentar a todo nivel son las siguientes:

1) Ley 9.B.1 (e): (Conversiones)

“Una conversión debe ejecutarse dentro del minuto y medio de tiempo desde la adjudicación del try.”

Análisis: Con esto se busca evitar la pérdida de tiempo. Con la redacción anterior se disponía de un minuto desde la llegada del tee, y la demora en hacer llegar el tee no estaba contemplada, con la consecuente posibilidad de pérdida de tiempo.
Aunque la Ley no lo diga, supongo que esta limitación se va a aplicar también a los penales (actualmente tampoco hay nada escrito en particular y se usa esta misma Ley por analogía), y es ahí donde la posibilidad de evitar demoras innecesarias es mayor.

2) Ley 19.2.(b): (Touch y Lineout – Tiro Rápido)

“Para efectuar un tiro rápido, el jugador debe estar fuera del campo de juego en cualquier parte entre la línea de touch y la línea de goal del jugador.”

Análisis: Esto elimina la restricción para jugar lines rápidos delante de donde salió la pelota, con lo que se generan nuevas opciones de juego rápido.

3) Ley 19.4: (Touch y Lineout – Quién efectúa el lanzamiento)

“Cuando la pelota sale al touch después de un knock-on, el equipo no infractor tendrá la opción de elegir un lineout en el lugar en que la pelota haya cruzado la línea de Couch o un scrum en el lugar del knock-on. Esta opción puede ser ejercida mediante un tiro rápido”.

Análisis: Este agregado a la Ley aumenta las opciones del equipo no infractor (elegir jugar line o scrum o hacer un tiro rápido), con lo que se generan nuevas opciones de juego dinámico y a la vez permite que un equipo dominado en el scrum elija la opción de ir al line.

4) Ley 21.4: (Opciones y requisitos para penales y free kicks)

“Opción de lineout: Un equipo al que se le otorgue un penal o free Kick en un lineout tendrá la opción de elegir jugar un nuevo lineout con su propia introducción. Esta opción se agrega a la opción de solicitar un scrum.”

Análisis: Este agregado resulta práctico sobre todo para los free kicks, dado que permite jugar un line y generar una pelota de ataque con más espacio para los backs.

5) Ley 16.7: (Ruck – Fallido fin de un ruck)

“La pelota debe jugarse dentro de los cinco segundos de estar disponible en la base de un ruck, el referee deberá prevenir “úsela”. Sanción – Scrum.”

Análisis: Variación que apunta a evitar la demora en jugar la pelota desde la base de un ruck (el medio scrum que organiza a todo el mundo después de una pelota lenta y recién después la juega). Esta variación es la que puede tener consecuencias más amplias y va a ser, a la vez, la de más difícil aplicación por la potencial diversidad de criterios en cuanto a que significa pelota “disponible en la base”.
Además puede llegar a tener la consecuencia indeseada de aumentar la cantidad de patadas, puesto que obliga al medio scrum a jugar la pelota de manera rápida en situaciones en que pueda llegar a tener poco apoyo disponible. A su vez puede llegar a favorecer más a aquellos equipos que apunten a generar juego dinámico, en detrimento de aquellos que busquen un juego de más cantidad de fases de ataque con los forwards.

Hay otras tres variaciones específicas para el rugby de élite: ampliación del protocolo de TMO (para abarcar incidentes de juego sucio o infracciones en toda la jugada previa a un try – el protocolo definitivo se va a fijar para la ventana de noviembre), y ampliación del número de suplentes (ocho en lugar de siete en test matches y cinco en lugar de tres para los torneos de la Serie Mundial de Seven).

Finalmente, se decidió someter a evaluación de un Grupo de Estudio otra reforma para cambiar la introducción en el scrum: se llevaría a tres tiempos (flexión – tocar – listos), y sería responsabilidad de las primeras líneas (y no del referee) el formar a partir de la voz de “listos”. Esta variación todavía no sería de aplicación global, sino que se harían pruebas en los centros experimentales de Stellembosch y Cambridge para una mejor evaluación.

Toche

Clasificado bajo Historias, Invitados, Textos | el 05-05-2011 |

5

El martes murió Roberto Toche Ochoa, un símbolo del CASI. Marcos Julianes, entusiasta habitué del blog, escribió estas líneas, bien desde adentro del Atlético, para recordarlo.

……………..

Por Marcos Julianes

Roberto Toche Ochoa partió de Gira a los 82 años rodeado de sus 8 hijos nietos  y  amigos de toda la vida. Toche Vivió siempre en su San Isidro natal gran amigo de todos.

Como jugador de Rugby le toco destacarse en aquella época en la que el CASI  se recuperaba luego del éxodo de los “exhibicionistas” del SIC (con cariño…no se chiven).

En efecto ,empezó a jugar en la primera del club siendo muy joven e integró aquel equipo del 49 que logró el segundo título luego del 43.En aquel equipo del 49, a sus 21 años llegó a jugar con el legendario Lungo Vidal Molina  ya de vuelta con sus 34años.

Así fue que se fue afirmando llegando a capitanear algun seleccionado Provincial (¿O sería  Provincia vs Capìtal?)  y hasta vistió la celeste y blanca. En el 54,  ¡¡ya era todo un veterano de ….26 años ¡! cuando junto con otros como Luis Bavio y el  Negro Lagarde (mas jóvenes ellos) recibió a los casi adolescentes Carlitos Ramallo, Florencio Varela,Jorge Berro, los Iraola, y compañía que con sus 19 -20 años formaron aquel equipo cuatri campeón que destronó al predominante CUBA, ganando los títulos del 54,55,56,y57, resignando el del 58 ante Buenos Aires, que ganaría tambien el del 59.

Lo más lindo, contaron siempre y pude verlo anoche, fue la amistad  que se generó  con aquellos  jóvenes que solían juntarse en lo de Toche, que ya casado, los recibía en su casa luego de los Terceros Tiempos junto con su divina mujer Ivonne.

Se fue como vivió, rodeado de los suyos. Un grande del Atlético y del Rugby.

Patadas

Clasificado bajo Invitados, Juego, Reglamentos, Textos | el 07-12-2009 |

50

Por Rodolfo O’Reilly (*)

De chicos, agarrábamos una de esas pelota redondeadas por el uso – ahora no hay más-, nos poníamos uno, dos o tres por lado y nos pasábamos las horas jugando a la “pateata”. Había  un reglamento que prescribía que si se agarraba de aire, parado, la patada de los contrarios, se devolvía el kick desde el lugar y si se lo agarraba corriendo, la norma te autorizaba a dar dos o tres pasos hacia el frente y luego patear. Era un juego menor, para vagos, a la salida del colegio, que esperaban a otros vagos para jugar al tocado.

Hoy, insólitamente, hemos sido testigos en los partidos de las selecciones de los países que se han disputado en esta última ventana internacional, que la vieja y aburrida “pateata” formó parte sustancial de los aquellos encuentros.

A poco de revisar la cuestión es dable afirmar que la patada arriba, demostración palpable, en épocas pretéritas, de incapacidad ofensiva, se origina en el predominio que ha tomado la defensa sobre el ataque, como consecuencia de un reglamento absurdo que intentó darle mayor continuidad al juego al permitirle al portador tackleado hacer, en el suelo, un movimiento que le da la chance a su equipo de preservar la posesión de la pelota. El tiro salió por la culata.

Esta circunstancia analizada largamente  por nosotros, más allá de haber originado las figuras harto criminales del “pescador” y la “casita” –que han producido muertos y parapléjicos- ,  fue la generadora del “pick and go”, jugada que le da razón a un amigo que señala que el rugby es “catch con pelota” o, lo que es lo mismo,  un juego que estupidiza a los que lo practican.

No hay más que revisar el partido de Nueva Zelanda con Francia, en Gales, en el último Mundial, que ganaran los galos. Los Blacks en ese partido hicieron un movimiento (¡bah!, si se puede llamar así) de 26 fases sin pase alguno o con un pase con el que nunca pudieron perforar la línea defensiva francesa. Un soberano asco sólo achacable a un reglamento inventado por retrógrados (Bill Beaumont y Graham Mourie, entre otros), porque imagino que los neocelandeses pueden jugar otra cosa…

Los poseedores de las pelotas que emergen de las formaciones fijas o de otros lugares de lanzamiento del juego ulteriores a una toma de contacto, se encuentran con defensas que tienen definido que el tackle está convertido sólo en herramienta para detener el intento de ataque del contrario, y que ha dejado de ser el medio de disputa y recuperación de la pelota.

Sabedores que no habrá recuperación para contraatacar,  la defensa está dispuesta en el último centímetro permitido antes de caer en offside. ¿Qué opción alternativa le queda al portador? El “up and under”. Tétrico.

A su vez, el jugador que recibe la pelota, producto de la patada arriba, casi siempre el 15 o algún wing, el 99% de las veces tiene a todo su equipo delante de él  lejos, muy lejos -recordemos que estaba en el último centímetro permitido-, por lo que no le queda otro recurso que pegarle un chumbazo arriba, replicando la circunstancia anterior.

Imposible de soportar. Amén de los golpes que recibe el que “abaraja”, diría A.B.V., si no toma la pelota en el aire. ¿Qué hacer? Asumiendo el riesgo de ser señalado como temático y reiterativo, reitero: que los “doratas” de la IRB, causantes de los males que aquejan al rugby y que se reflejan en las normas reglamentarias, vuelvan a la disposición antigua que prescribía que el tackleado no puede efectuar movimiento alguno en el suelo, de tal forma que, si mi tackle tiene una técnica tal que  la pelota queda a disposición de mi equipo, se abre la posibilidad de contraatacar. Esto generará que mis backs (con el agregado de los forwards que se nos antoje) estarán dispuestos de una manera diferente –más lejos de la línea del offside-, lo que les permitirá llevar la pelota al lugar en donde se logre el dos a uno.

Esto abrirá el juego, lo hará más lucido y vistoso. Será más divertido para los que lo juegan, aunque creo que, en  estos tiempos, ha dejado de ser importante. Habrá el doble o triple de pases. En fín, los inteligentes volverán a primar. Dejará de ser tan físico. Hay miles de argumentos más, pero será para la próxima Encíclica.

(*) Ex entrenador del CASI y Los Pumas, actualmente entrena las juveniles de Virreyes. Michingo escribió este artículo especialmente para este blog.

Desnivel

Clasificado bajo Análisis, Invitados, Jaguares | el 27-11-2009 |

50

Por Toluba, desde Dublin

En esta noche fria de Dublin y desde el Tallagh Stadium y donde por primera vez se juega un partido de rugby internacional, trataré de resumir lo que vio un hincha argentino donde se enfrentaron Ireland A y nuestros Jaguares, teniendo en cuenta que sólo he visto jugar a los Jaguars por TV en ocasión de la Churchill Cup.
 
Sin dudas, éste era el partido más exigente de los Jaguars  (3 profesionales Gomez-Tejeda-Viazzo, 2 ex pro DeVedia-Abramovic y el resto Pladares versus los últimos campeones de la Churchill Cup, conformados por profesionales en su totalidad, incluyendo 13 de aquel equipo, además de 7 internacionales en sus filas.
 
La derrota era algo previsible, pero la abrumadora diferencia en todos los aspectos del juego fue notable. Si tengo que definir las diferencias elijo un frase que se usa en estas islas: “Men against boys”, lamentablemente, y a pesar de haberse tackleado todo al mejor estilo Puma. Pero cuando se hicieron 14 tackles, siempre hicieron faltan 16. Fue un 31 a 0 catégorico o 5 tries a 0 (todos vistosos e increscendo a medida que los verdes se divertían y los nuestros sufrian).

Y lo único que se me ocurre es que el Pladar quizá evitó que se comieran 50. Hubo tackle y corazon, pero no alcanzaron. Hubo lenguaje corporal claro, evidente y diferente en ambos equipos. De un lado se divertian y del otro sufrían a mas no poder.
 
Se perdió en las colisiones, en las formaciones, en los rucks, contrarucks, se fallaron primeros tackles en muchas ocasiones. Claro, los segundos tackles venian de a dos y hasta tres porque los irlandeses ganaban siempre la línea de ventaja. Ian Humphries (hermano de David) manejo el partido a gusto y comparar los kicks tacticos o al touch del 10 verde con nuestro 10 era men against boys, a pesar del empeño de Santiago González Iglesias, ya sea en el tackle, ya sea en algunos pasajes donde el solo quebraba la linea de ventaja, avanzaba algunos metros, quedaba rápidamente aislado y era turnover o perdida de pelota en contacto. Sus patadas tampoco fueron buenas y hubo casos donde con penal a favor no se encontró el line. Tambien se perdieron varios line y los que se ganaban salìan sucios y lentos.

O sea, toda la noche se jugó con el pie para atrás y no hubo forma de salir de eso en casi todo el partido, salvo en algún pasaje luego del cuarto try, en que entró Albarracin por Landajo y se notó un momento en donde por primera vez el equipo intentó avanzar con cierta velocidad y coordinacion para desvancecerse la única jugada clara de ataque a metros del ingoal.

Los verdes abrieron el juego desde el minuto 1 y ya a la tercera afase se empezaba a complicar. El 6 o el 5 o el 4 o el 8 o hasta varios tres cuartos quebraban la linea de ventaja y ponían a su equipo adelante, a pesar de los doble y triple tackles… y siempre quedaba algun agujero. Fue 5 tries a 0 porque hubo tackle y porque los verdes cometieron muchos penales y errores de manejo también.
 
Para qué entrar en detalles de que, por ejemplo, el primer line a favor la agarramos, se forma un maul, los irlandeses lo dan vuelta… turnover y luego ver que todo el primer tiempo se juega en territorio nuestro y nosotros nunca con la pelota, y cuando la agarrábamos en algun error de handling o por tackle fuerte, recuperábamos para volver a perderla a los pocos metros. O ver que nuestro 10 tira un corto sombrero, la vuelve a agarrar, lo matan porque los nuestros llegan tarde… turnover.

O ver el primer try de Mick O’Driscoll previo break y arrastre de marca de Humphries. Y sólo pongo un caso: Mick O’Driscoll jugó un par de años con Rimas en Perpignan, volvió a Munster y juega un toco de partidos reemplazando a O’Connel/O’Callaghan cuando estos rotan o están en la seleccion A.

Hoy, O’Driscoll se cansó de ir para adelante, chocar y ver los nuestros rebotar cuando jugando en partidos contra equipos profesionales sólo se lo ve como un buen operador de line out. Qué decir que nuestra primera situación de ataque ocurre a los 18 minutos: line a favor en las 22 contrarias… y la perdemos, incian un contraataque, le cometen tackle alto a Gonzalez Iglesias, penal a favor… y no encontramos touch.

O ver que a los 28 minutos el suplente de Brian O’Driscoll se corta unos 50 metros x el ciego, lo frenan en las 15 yardas nuestras, reciclaje y Humphries se la pone al wing en la mano. Try de Dowling(Munster) algunas veces titular y suplente muchas veces de un tal… Doug Howlett, jugando en la Magners League semana a semana o bien Heineken Cup. Entonces, como puedo empezar a comparar los programas de profesionalismo en tiempos de entrenamiento, descanso, alimentación más nivel y continuidad de enfrentamientos con los que tienen Tomás Roán o Mariano Galarza, por ejemplo. 
 
También me pareció que los Jaguares que vi hoy no se parecieron en nada a los de la Churchill. No sé si será el frío de la noche de Dublin o el estar resignados a que se enfrentaban a un equipo de otra liga. Y creo que esto nos sirve como para poner bien los pies sobre la tierra y darnos cuenta que el Pladar es algo muy positivo. pero muy nuevo y que nos vamos a tener que comer varios mazazos como estos hasta agarrar algun ritmo…de RUGBY PROFESIONAL.

Si los Pladares no participan en ligas más competitivas, el proceso será mucho más largo, porque el evidente avance del profesionalismo se escapa por varios cuerpos, en relacion al avance amateur, o semi-amateur de clubes.
 
En el segundo tiempo, y a partir del try de arranque y ver que los irlandeses la jugaban desde el vestuario y se floreaban, no anoté mas nada. Sólo agradeci que terminara el martirio para los chicos y que sólo fuera un 31 a 0.
 
PD: Fueron 4016 especatadores (mucha familia con chiquitos). Curiosamente, a un nene de 12 le oigo decir: “The argentines are tackling everything”.

 

Prevenciones

Clasificado bajo Análisis, Invitados, Reglamentos | el 24-08-2009 |

49

Por Oscar Jiménez (Referee de rugby), desde Australia.

Algunos se preguntan si era tan necesario que URBA saliese con un documento a decir que “la casita” queda prohibida. El candente tema de “la casita” y el puente se asocia en general a la situación de TACKLE y sus instantes previos y posteriores. La acción “casita” está prohibida en la ley 15.5(a) cuando menciona que un jugador tackleado no debe yacer sobre la pelota para impedir que los oponente obtengan posesión de ella.

El tackle es en la actualidad la situación que mas genera lesiones graves, por ello requiere especial atención hacer cumplir esta ley. El reglamento (leyes del juego) de IRB cubre el tema en la Ley 15, Tackle.

Para hacer la exposición más clara, hago una explicación del breakdown desde el punto de vista del referí. Asumo las siguientes definiciones que son parte del vocabulario técnico de los entrenadores argentinos:

Casita = jugador en el suelo que cubre la pelota para NO hacerla disponible al rival.

Puente = jugador con 3 o mas puntos de apoyo que cubre un tacleado, con el objetivo de NO hacer disponible la pelota al rival.

Jugador en el suelo = que no está sobre sus pies, que no sostiene el total de su peso sobre sus pies. Jugador con 3 o mas puntos de apoyo. Por ejemplo, jugador con una rodilla en el suelo, no está de pie. Jugador que apoya una mano en el suelo (3 puntos) o jugador que apoya su cabeza sobre otro jugador en el suelo.

Los referís tenemos un protocolo a seguir en la situación de Tackle: primero hay obligaciones del tacleador, después obligaciones del tacleado y después las obligaciones de terceros que llegan al área de tackle (genéricamente 1 m alrededor de la pelota).

En tiempo real las complicaciones son varias, a pesar de que la ley es simple. En el rugby del siglo XXI el juego es muy rápido y es tremendamente rápido en rugby profesional. Las acciones en el tackle evolucionan en 3 a 5 segundos y los referís tenemos limitaciones. Para complicar, una situación de tackle puede pasar en un instante a ser reglada por la ley de Ruck (ley 16), por eso le llamamos situación de tackle/ruck y en inglés le dicen el ‘breakdown’. 

Volviendo a “la casita” veamos el tackle y la ley, explico con un ejemplo:

Equipo Azul ataca y Rojo defiende. 

Jugador Azul nro. 1 portador de la pelota es tacleado por nro. 2 Rojo. Tackle !
Quiero decir que hay tackle según define la ley 15. ambos jugadores han ido al suelo. Tenemos un tacleado (azul) y un tacleador (rojo). (aquí empieza a complicarse el asunto…muchas veces en el contacto no hay tackle, o hay tackle pero sin tacleador; dejemos ahí eso por ahora).

La ley 15.4 te dice que el tacleador tiene obligaciones, debe retirarse inmediatamente y dejar en libertad de acción al tacleado.

Siguiendo el ejemplo, tacleador Rojo 2 debe liberar al tacleado, salir del área, retirarse inmediatamente, ponerse de pie. Si esto es positivo, entonces el referí pasa a la obligaciones del tacleado.

Ley 15.5 dice que el tacleado (azul 1) debe dejar disponible la pelota inmediatamente o ponerse de pie  y seguir jugando. Cuanto es inmediatamente? 2 segundos? es algo subjetivo y a criterio.

Si esto es positivo (no hay falta), sigue corriendo la película y pasamos a ver obligaciones de los terceros que arriban al tackle según Ley 15.6 (otros jugadores).

Los terceros en el tackle deben mantenerse de pie, no deben tener 3 puntos de apoyo, cabeza  por encima del nivel de caderas. Estando de pie pueden tomar la pelota (PESCADOR) y jugarla.

Ahora, ¿qué pasa si azul 1 no suelta la pelota? o no la deja disponible (ocultándola al rival) entonces es penal, por violar la ley 15.5. El jugador Azul nro. 1 no ha cumplido con sus obligaciones de tacleado. Aquí es donde típicamente aparece la CASITA, el tacleado le niega la pelota al rival ocultándola por debajo de su cuerpo, interponiendo su cuerpo a las manos del rival en un intento de proteger la posesión de pelota.

¿Qué sucede si terceros no están de pie o van de cabeza sobre el tacleado?: Penal por violar ley 15.6. obligaciones de terceros. 

Ejemplo: Azul nro 3 llega al tackle y apoyando sus manos en el suelo cubre al tacleado (azul 1) y la pelota, haciendo un “puente” que impide a un rival acceder a la pelota. Violación de ley 15.6 y penal.

En el tackle, si todo progresa bien, en algunos casos los terceros en arribar forman un ruck (jugadores de pie, de ambos equipos, en contacto físico) o demasiadas veces se arma un desorden de jugadores en el piso, nada está claro y es donde se originan los problemas de esta fase. Lo mejor para el referí es ser bien rápido en esta fase, definir/sancionar la primer infracción (con o sin ventaja) y si no está satisfecho declarar la situación injugable y se para el juego, con reinicio de scrum.

Todo esto que describo, sucede en un tiempo menor a 5 segundos unas 40 a 80 veces por partido, con el referí y su corazón a 150 pulsaciones por minuto, tomando aire como puede y gritándoles a los jugadores para prevenir la infracción (y pensando en como le duele el pie del pisotón que recibió en el ultimo maul, es decir..somos humanos también) …y se va complicando gestionar el tackle/ruck. Quiero decir, en los papeles es bien fácil pero en el campo de juego, con 30 voluntades procurando ganar la pelota, jugando al limite y un referí que tiene derecho a equivocarse.. por ahí sale otra cosa.. y es lo que se ve.

En la TV, en el Top 14 francés, en 6 naciones, Super rugby, parece que algunos no cumplen con la letra del reglamento tal como está escrito…el referí deja jugar, etc. Cierto.

El rugby profesional de la TV es otro paradigma (entretenimiento y alta competencia) y hay criterios de gestión diferentes, como el criterio de ‘materialización’ y el analisis de la ventaja. Diferente como lo es manejar una Renoleta en bosques de Palermo a doblar las chicanas del GP de Monaco en un formula uno de 800 caballos.

Eso no quiere decir que el rugby profesional tenga un reglamento especial, el reglamento es el mismo, los criterios de aplicación son diferentes, los actores son profesionales, los referís son pro y viven del rugby.

Entonces el reglamento es claro, las leyes que te prohíben la ‘casita’ y el ‘puente’ están ahí, la ley 15.5(a) no permite ocultar la pelota al rival. 

En resumen: Las leyes: 10, 14, 15 y 16 cubren situaciones que el rugby argentino debe observar atentamente para mejorar el juego seguro. Hay que reforzar la acción preventiva de los referís y desalentar las inconductas mediante el uso de las tarjetas y las sanciones disciplinarias.

Los participantes tienen que ser responsables: Los jugadores tienen que asumir su rol para tener un rugby seguro, al fin y al cabo son los que mas arriesgan y los protagonistas. Los entrenadores tienen que cumplir su rol de promover una practica segura del juego no violando las leyes y respetando los principios del juego. Los referís tienen que cumplir su rol de gestionar un juego seguro para todos los jugadores y hacer cumplir los principios del juego. Los dirigentes tiene que asumir su rol de crear competencias seguras, en un entorno seguro, para quienes lo practican incluyendo a los referís que también son actores principales del juego.

# Las leyes están en el sitio de la UAR o en IRB, están en castellano.

IMGP2600.JPG
Uruguay M20 vs Australia M20 (2009) 
breakdown tackle seguido de ruck, tacleador blanco se retira, tacleado azul 14 hace disponible la pelota, terceros de pie generan un ruck, hay disputa. Este es un ejemplo de juego segun reglamento.

IMGP1603.jpg
Waratahs vs Stormers Super 14 (2009) 
Stormers (blanco) en ataque, el wallaby Tatafu Polota-Nau en correcta posicion defensiva en breakdown. Situación de tackle sin tacleador, blanco libera rápido la pelota. Azul juega de pie, se ha formado un Ruck, hay lineas de offside. De ley 15 se pasó a ley 16 en un instante. No usaron ni casita, ni puente, sin pescador.

Nota escrita a pedido de periodismo-rugby.

 

Vivencias

Clasificado bajo Invitados, Textos | el 22-01-2009 |

4

P4270332.jpg

En estos días de verano y vacaciones me envió un mail Germán White, hombre del Jockey Club de Venado Tuerto. Allí me contaba las experiencias de un club del Interior que podría ser cualquiera de la Argentina. Me conmovieron algunas de sus vivencias y, entonces, le pedí que escribiera un texto al respecto. Le dejé el mismo título que él envió: Los amateurs, los mejores profesionales. Vale la pena leerlo. Hagan click acá.