Plaza

Clasificado bajo Clubes, Efemérides, Historia | el 27-03-2017 |

22

Quince segundos.
En el bar hay una mesa redonda de madera noble que está sola, esperando. La tradición marca que los campeonatos se festejan bailando sobre la sólida mesa redonda pero el campeonato se define a 300 km. Por eso la mesa espera con la única compañía del silencio. Porque el éxodo  llevó a los fundadores del rugby a Buenos Aires, mas precisamente a San Martín. No quedó nadie en Plaza Jewell, solo la mesa añosa. Y ahora cientos de rosarinos repartidos por el costado del rectángulo verde, sufren, la pasan mal. Se juega tiempo de descuento y San Martín, que tenía una vieja cuenta por cobrar de algún descenso de nosecuando, les está arruinando la fiesta. Federico Todeschini, tackleado, perdió la pelota y la última jugada del partido será un scrum para Pacífico. Nadie puede creer que el campeonato se escape de esa manera. San Martín, último en la tabla, parecía un trámite, un paso final hacia la gloria esperada por 61 años. Pero no, les jugó a cara de perro y se va a quedar con la alegría rosarina. Alguien, desolado, llora detrás del ingoal, un chico de no mas de diez años clava la cara en el hombro de su papá buscando refugio para tanta frustración, la cara pétrea del entrenador Gonzalo del Cerro es una foto del desconsuelo, una mujer, de las queridas mujeres del rugby, lo mira de cerca en silencio, no se anima a decirle nada, sabe que ninguna palabra sirve de consuelo. Entonces traga saliva y se guarda el dolor propio para no alimentar el ajeno. “Me parece que aquí pierde todas las chances el Atlético, scrum para San Martín”, grita el Negro Coccia en su relato. La angustia rodea al pasto de San Martín.
Sin embargo, algo pasa.
Aunque nadie se da cuenta, la cancha de San Martín se llena de duendes que no llevan la verdinegra. No, estos lucen unas gastadas camisetas celeste y colorado clarete. Y están dispuestos a todo.  Entonces el Narigón Cingolani y Octavio Bartolucci se miran a los ojos y se dan aliento. Leonardo Roldán piensa que todavía se puede. El Lungo Estelles se acuerda de la primer mañana de sábado en Plaza. Federico Risler siente que es la última pelota de su vida. Tiene razón a medias. No es la última, sí la mas importante. No están solos. Cuando el medio scrum de San Martín tira la pelota, la gloriosa historia de Plaza entra en acción. Risler se tira con los pies hacia adelante y la roba, Bartolucci que se había parado como un segundo octavo al lado del Lungo, la agarra y empieza el mágico pasamano. Se la da al Lungo. Estelles se la pasa a Leandro Lobrauco, este a Rodrigo del Cerro. La pelota pasa y en cada pase lleva la velocidad exacta, la distancia justa, como si alguna fuerza extraña acompañara su vuelo. Son los duendes, porque en la cancha de San Martín, acompañando al equipo del 96 estan los originales, los viejos campeones de 1905 y 1906 que vinieron a poner el hombro. Y en el genial pasamano se cuela un rever mágico de Héctor Alfonso a su compañero Percy Talbot, dos campeones del 35. Y los valientes del 14 y el 39, los que se fueron a entregar la vida a la guerra, ahora ponen todo ahí para que Plaza sea campeón. Jorge Seaton y el mítico Gastón Recagno llenan de indicaciones a Josi Orengo, lo ayudan a recibir el pase de Rodrigo y correr los metros exactos para tomar la marca antes de largar la pelota. Y aparece el talento de Richard Castagna y el Banana Baetti junto a la personalidad de Alejandro Risler liderando a los Lagartos, aquel equipo legendario que en los 80 ganó 4 ascensos seguidos para poner al Atlético otra vez en la primera de Buenos Aires. Del otro lado del alambre la gente empieza a entender que algó mágico está pasando y grita como loca mientras corre por el costado acompañando la jugada. Finalmente la pelota le llega a Oria que viene lanzado. Y el Loco no corre solo. A su lado, como los ángeles de “Las alas del deseo”, corren dos viejos salidos de otra época que le gritan, lo arengan, viajan con él hacia la gloria. Coccia enloquece y grita por TV “Oria al try! Oria al Try! Oria al campeonato!”. Y así, con la dulce compañía de los hermanos Carlos y Eduardo Jewell, Pablo Oria vuela sobre el ingoal de San Martín y en su vuelo lleva un grito que venía atragantado por mas de seis décadas pero que dura 150 años.
Entre el lanzamiento al scrum del nueve de San Martín y el inmortal aterrizaje de Oria en el ingoal pasaron exactamente quince segundos y en ese pequeño lapso de tiempo se jugó la historia de uno de los clubes mas antiguos de América, que empezó jugando al cricket, se lució en el fútbol de fines del milochocientos y se consagró en el rugby del siglo XX. El club fundador de la UAR que luce con orgullo la camiseta creada por los ingleses del ferrocarril que le dieron origen y que honra en cada suspiro a los legendarios hermanos Jewell, los benefactores que le donaron la tierra para construir su casa, el reducto que hoy es uno de los espacios mas tradicionales del rugby argentino.
La tradición dice que los campeones bailan sobre la mesa hasta que alguien la rompa. Los hombres del 96 bailaron con orgullo y no pudieron quebrarla. En el 2000, luego de una recordada final ante el CASI, otros se subieron sobre la madera redonda. Y la mesa sigue ahí, vigilando orgullosa el devenir del tiempo que dice que hoy  Atlético del Rosario, el glorioso Plaza Jewell, cumple sus primeros 150 años.
D D

Crédito Foto: http://atleticodelrosario.club/

 

Michingo

Clasificado bajo Efemérides, Videoteca | el 13-03-2017 |

13

Ayer cumplió 78 años uno de los grandes apasionados del rugby argentino.

Hombre del CASI, su cuna y su gran pasión, y de Virreyes, el proyecto que impulsó desde su inicio y que ocupa sus horas en los últimos años.

Rodolfo “Michingo” O´Reilly es un maestro del rugby.

Historia

Clasificado bajo Efemérides, Historia, Pumas, Pumas-Boks | el 08-08-2016 |

30

Hace exactamente un año, Los Pumas consiguieron una de las mejores victorias de su historia, al derrotar a Sudáfrica, en Durban, por 37-25. Fue una noche ideal por el juego desplegado, y por todo lo que significó emocionalmente, con los Pumas del 65´en el estadio, luego de 50 años de aquel viaje que cambió el rugby argentino. Una noche en la que José Luis Imhoff, vio desde la tribuna a su hijo Juan anotarle tres tries a los Springboks, y superarlos con la camiseta de los Pumas, por primera vez en la historia. Para el recuerdo.

Histórico

Clasificado bajo Efemérides, Especial, Historias, Pumas | el 31-07-2013 |

37

Hay que instalarse 30 años atrás para comprender de alguna manera lo que el rugby argentino, a través de Los Pumas, consiguió en aquel 31 de julio de 1983. Tiempos de poca competencia internacional para el seleccionado, al punto que el año anterior había tenido 2 tests y 2 derrotas ante Francia, en Toulouse y París, en noviembre, y una victoria en Madrid contra España. Pero 1982 también produjo aquel sensacional triunfo ante los Springboks, en Bloenfontein. Claro que con otra camiseta, la de Sudamérica XV, vestida por 15 argentinos.

No sólo eran tiempos de poco contacto internacional para el rugby, sino que la Argentina estaba saliendo de su etapa más oscura en aquel 31 de julio de 1983 con los últimos días de la dictadura militar. Pero vamos a ubicarnos todavía más: Los Pumas emprendían por primera vez un viaje a Australia. Larguísimo viaje, ya que para llegar a Sydney, la delegación tuvo que ir vía Los Angeles, tardando casi 2 días en arribar a suelo aussie.

Tiempos en los que no había computadoras. Mucho menos celulares ni TV por cable. Las comunicaciones se establecían por el DDI (Discado Directo Internacional) o por el triple 0 (operadora internacional). Apenas un puñado de enviados especiales con sus máquinas de escribir portátiles y el fax, pero con una diferencia horaria de 14 horas que hacía que todo llegase tarde. La vía más directa para saber lo que pasaba allá con los argentinos eran Nicanor González del Solar y Guillermo Alonso, periodistas de las radios Continental y Rivadavia, respectivamente.

Tiempos de férreo amateurismo en el rugby argentino y de marronismo en las potencias.

Los Pumas iban con un equipazo. La base del 82, salvo Jorge Allen, quien estaba jugando y trabajando en Sudáfrica, más el agregado del cordobés  Enrique Rodríguez, Gustavo Milano, José Palma y Alejandro Campo, quien volvía al seleccionado, al igual que Tomás Petersen y Gabriel Travaglini.

Australia, que venía en alza en su juego, que ya había empezado a mostrar su perfil innovador en el rugby mundial, ni se planteaba una derrota. Ni los Wallabies ni la prensa ni sus hinchas.

La gira comenzó con un gran triunfo ante el siempre difícil New South Wales, curiosamente rival ahora de Los Pumas en su preparación con vistas al Rugby Championship. Todo venía bien hasta que se toparon con ACT, en Canberra. Más que nada se toparon con David Campese, de quien no tenían noticias. “No lo podíamos agarrar. Nos volvió locos”, dijo luego Andrés Perica Courreges. Seis tries en contra y un contundente 9-35 parecían presagiar lo peor. Al partido siguiente, en Brisbane, se ganó, pero se perdió a Martín Sansot, cuyo hombro marcó el final. Esa noche lo reemplazó Bernardo Migüens y al terminar el encuentro, el gran Sansot lo ayudó al joven fullback de CUBA a sacarse las medias en el vestuario. Mística Puma.

Otro triunfo, ante NSW Country, por 46-3, templó todavía más el ánimo. Hasta que llegó la tarde del 31 de julio, en Ballymore, Brisbane.

Rodolfo Michingo O’Reilly mandó a la cancha este XV: Serafín Dengra, Andrés Courreges y Enrique Rodríguez; Gustavo Milano y Eliseo Branca; Tomás Petersen, Ernesto Ure y Buenaventura Minguez; Alfredo Soares Gache y Hugo Porta (capitán); José Palma, Rafael Madero, Marcelo Loffreda y Marcelo Campo; Bernardo Migüens. En el banco, Juan Baeck, Pablo Devoto, Gabriel Travaglini, Marcelo Larrubia, Guillermo Varone y Daniel Baetti.

Los Wallabies tuvieron éste equipo, entrenado por Bob Dwyer, luego campeón del mundo en 1991: Stan Pilecki, Bill Ross y Declan Curran; Duncan Hall y David Hillhouse; Chris Roche, Simon Poidevin y David Codey; Dominic Vaughan y Mark Ella (capitán); Brendan Moon, Michael Hawker, Andrew Slack y David Campese; Roger Gould. Suplentes: Bruce Malouf, John Meadows, Steve Williams, Tony Parker, Michael Lynagh y Ross Hanley.

Los Pumas marcaron el paso desde el comienzo. Especialmente desde el primer scrum. En esa formación se inició lo que terminó siendo un partido perfecto. “A ellos les crujían los huesos y se quejaban de dolor”, contó el Chapa Branca. “Los masacramos. Cada vez que entrábamos, Perica nos arengaba para que los matáramos”, recordó Serafo Dengra. Fue una paliza, con el pack yendo para adelante y desmoralizando a los Wallabies.

Así llegó el primer try, que lo apoyó Tomy Petersen. Y así llegó el último, sobre el final, con el árbitro marcando try penal. Y el pié mágico de Porta. Y la presión asfixiante en todos lados, con Rafa Madero y el Tano Loffreda yendo de punta contra los veloces backs australianos. Y la tercera línea, con el estandarte del Flaco Ure, tackleando todo.

Fue un 18-3 tan inapelable como mentiroso, porque Los Pumas merecieron ganar por más. Ocurre que los Wallabies casi que no pasaron la mitad de la cancha.

Resultó la primera victoria de Los Pumas en el exterior con la camiseta argentina. Resultó la vuelta del ADN del scrum y el tackle. Resultó otro hito de una camada gloriosa, quizá no del todo reconocida, que se cargó a los Springboks y a los Wallabies de visitantes y que, luego, en 1985, le ganó a Francia y le empató a los All Blacks.

Tan impresionante fue el scrum que los 2 pilares titulares, Dengra y el Topo Rodríguez, se quedaron en Australia. Más aún: al año siguiente, el cordobés fue parte fundamental del Grand Slam que conquistaron los Wallabies en su gira por el Reino Unido. Sí, a ese equipo que Los Pumas vapulearon, al otro año venció en fila a Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda.

La revancha, jugada en Sydney, fue un bochorno por el arbitraje del inglés Clive Norling (el mismo que lo había castigado a Hugo Porta con 10 yardas más en el test de 1978 contra los ingleses, en Twickenham, y que casi cuesta la derrota), quien sancionó un insólito try penal tras una obstrucción de Petersen a 40 metros del ingoal, además de castigar permanentemente al equipo argentino cada vez que atacaba.

“Cuando cobró el try penal me puse adelante de la pelota en la conversión y no me moví. Quería que viniera a explicarme lo que había cobrado. Así estuve un rato largo”, me contaba Perica después de mucho tiempo.

“Teníamos un gran grupo, muy unido. Y muy convencidos de lo que queríamos. Entre todos logramos cosas muy importantes y esa gira fue maravillosa”, recordó Porta, la estrella del rugby mundial en aquellos tiempos, admirado en cada lugar que pisaba.

El buen humor privó en aquellos tiempos de giras larguísimas, en los cuales la buena convivencia era clave para estar tantos días juntos y tan lejos de sus familias, mujeres, novias, amigos, clubes, estudios y trabajos. Otra de las postales que quedaron de aquel periplo fue cuando lo dejaron desnudo a O’Reilly en medio de un entrenamiento. La foto recorrió el mundo…

Hoy, mientras preparaba este post, pensaba en un fantasioso partido entre ese equipo y el del 2007. ¿Cuál ganaría? No lo sé, realmente. Ambos tenían cracks en todos sus puestos. También me pregunto si ese equipo hubiese tenido un Mundial en ese momento. Creo que era capaz de ganarle a cualquiera.

Tres décadas pasaron. Todo cambió en ese tiempo. Todo menos la memoria.

115

Clasificado bajo Clubes, Efemérides | el 17-08-2011 |

40

Hoy cumple 115 años el Belgrano Athletic, club no sólo fundador de la UAR, sino forjador del deporte en la Argentina. Una semblanza en el blog de Fernando Vilar.

 

Añares

Clasificado bajo Blogs, Efemérides | el 26-08-2009 |

12

Joyita en el blog de Fernando Vilar Rousseaux con un partido jugado entre Belgrano y el CASI en 1957. Hagan click acá y vean el video.

Fundadores

Clasificado bajo Efemérides | el 20-08-2009 |

3

Este sábado juegan en Virrey del Pino, Belgrano y Lomas (ambos Athletic), dos de los cuatro fundadores de la UAR. En su blog, Fernando Vilar Rousseaux hace una exquisita reseña de antiguos partidos, incluyendo una crónica periodística de 1899. Imperdible para los que aman la historia.

65

Clasificado bajo Efemérides | el 30-01-2009 |

7

Los Tilos cumplió ayer 65 años de vida. Cuna, entre otros, del enorme Héctor Pochola Silva. La historia se refleja en el sitio oficial del club de La Plata.

50

Clasificado bajo Efemérides | el 01-10-2008 |

48

En un año de varios aniversarios redondos para diversos clubes del rugby argentino, hoy, 1 de octubre, es el turno de Manuel Belgrano, que cumple medio siglo de vida. Los festejos se postergaron hasta el 8 de noviembre -una vez que concluya el torneo de la URBA y se renueve la comisión directiva- con una gran cena en las remodeladas instalaciones del colegio, en Pampa y Cuba, en el barrio porteño de Belgrano.

La historia de Manuel Belgrano es la de tantos colegios que se transformaron en clubes. Muy similar, por ejemplo, a la de San Cirano, que el 31 de julio cumplió 35. Antes de instalarse en su tradicional sede de Carupá, en el Norte del Gran Buenos Aires, el equipo de camiseta colorada y azul en diagonal comenzó su etapa de ingreso a los torneos en 1955, disputando algunos amistosos en carácter experimental.

En 1956 se presentaron cuatro divisiones y una de ellas, la sexta, salió campeona invicta, por lo cual se empezó a debatir la idea de formar una asociación post-escolar, según los datos que nos envía Walter Altieri, gerente del club que además cuenta con un anexo en el barrio de Saavedra.

En el 57, 200 jugadores representaron a 9 divisiones y se arma una comisión provisoria. Y en el 58, se realizan las primeras giras: la cuarta a Mar del Plata y el plantel superior a Rosario, para disputar el torneo Los Caranchos. Hasta que el 1 de octubre de ese año se ponen a consideración los estatutos y se fija la fecha fundacional.

Manuel Belgrano ascendió este año al Top 14 y ahora está disputando el Grupo I Reubicación con muy buenas chances de repetir en el 2009.

En su historia, Manuel Belgrano ha aportado dos jugadores a Los Pumas. El primer fue el tercera línea José Mostany, sorprendente integrante y titular del plantel que disputó el primer Mundial, en 1987. En total jugó tres test, dos de ellos en ese torneo. Y el otro, un fenómeno: Patricio Albacete, uno de los mejores segundas líneas del mundo, con dos Mundiales en su mochila y 22 test. Gastón, el hermano del Pato, es el capitán general del club.

A celebrar, entonces, Manuel Belgrano.

Link

Página oficial Manuel Belgrano

25

Clasificado bajo Blogs, Efemérides | el 17-09-2008 |

37

Se están cumpliendo 25 años del título obtenido por Belgrano para retornar a la Primera. Uno de los tantos hitos en la leyenda de uno de los clubes fundadores de la UAR. Fernando Vilar Rousseaux, el hombre que recolecta la historia del BAC en el rugby, escribió un un post en su blog.

7/6

Clasificado bajo Efemérides | el 07-06-2008 |

9

Alguna vez el enorme Gabriel García Márquez definió al periodismo como “el mejor oficio del mundo”. Hoy, 7 de junio, en la Argentina se celebra el día del periodista. Se debe a que en esa fecha, hace 198 años, Mariano Moreno creó La Gaceta, el primer diario. Claro que con fines distintos a los intereses comerciales que actualmente tienen los periódicos en este país.

En este sábado que juegan Los Pumas no los voy a abrumar con un texto conmemorativo. Sólo recurriré a dos conceptos de dos grandes que extraje de un muy buen multimedia que me envió el querido colega Oscar Pinco:

“Recordar en todo momento que el periodista no es el eje de nada, sino el eco de todo” (Camilo José Cela).

“Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Se si es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias” (Ryszard Kapuscinski).

También les entrego una lúcida nota que escribió hace unos meses el periodista y escritor Orlando Barone en el diario Crítica en ocasión que se debatía aquí el rol de los periodistas y de la prensa.

Link

Discurso de García Márquez al recibir el Premio Nobel en 1982

Aquel Banco de lujo

Clasificado bajo Efemérides | el 10-10-2006 |

13

No han sido muy felices los últimos tiempos para Banco Nación. La venta del predio de Benavidez (en el 2008 se trasladará a Pilar) y el incendio del quincho donde se atesoraban tantos recuerdos materiales y sentimentales golpearon duro en el club. Pero en este 2006 también hay motivos para festejar, para apelar a la memoria, porque se cumplen 20 años del primer título conseguido por el club que nació en Vicente López.

Aquel equipo lujoso, que convocaba a gente que no tenía que ver con el rugby, que jugaba la pelota desde todos lados, compartió el título con el SIC. Allí actuaban nada menos que Hugo Porta, Fabián Turnes, Fabio Gómez, Pablo Dinisio, Pablo Franchi, entre otros.

Banco había adoptado ese estilo después de una gira por Toulouse, pero también había incorporado sistemas que en aquellos tiempos eran muy criticados. Un preparador físico (Luis Barrionuevo) y más de dos entrenamientos por semana.

Lo más recordado de ese campeonato fue el partido que Banco le ganó a CUBA (el otro que peleaba el título) tras ir perdiendo 20-0. Fue 21-20 con un drop de Turnes desde mitad de cancha en la última pelota.

Honor, entonces, a aquel equipo que brindaba espectáculo y que más tarde, en 1989, alcanzó otro título, en ese caso compartido con Alumni.

 

Los 55 del Maestro

Clasificado bajo Efemérides | el 11-09-2006 |

8

RugbyHoy es el día del maestro y, ¡oh casualidad!, es el cumpleaños de Hugo Porta. El rugbier argentino más importante de todos los tiempos llegó a los 55 y es un buen número redondo para recordarlo. Debutó en el seleccionado en el Sudamericano de 1971 y fue el 10 titular hasta que se retiró, a fines de 1990. Tomó la capitanía en 1977 y, salvo cuando renunció un par de años por diferencias con el entonces entrenador, Rodolfo Michingo O´Reilly, no la abandonó hasta que dejó la celeste y blanca. Jugó 68 caps y marcó 530 puntos. Hizo los 21 tantos del triunfo de Sudamerica XV ante los Springboks en 1982, los 21 del empate contra los All Blacks en 1985 y los 18 de la igualdad con Francia en 1977. Integra el Salón de la Fama, salió dos veces campeón con su club, Banco Nación, y les ganó a todos. Un fenómeno. También fue embajador en Sudáfrica y secretario de Deportes del menemismo. Actualmente es dirigente de la UAR.