Rosario-Córdoba

Clasificado bajo Campeonato Argentino, Copa Personal, Crónica | el 22-04-2012 |

19

Rosario metió un pleno. Ganó 22-3, se clasificó finalista, cortó el invicto de su rival y logró la localía para la final. Todo en 80 minutos. Claro que aún falta lo más importante: la definición del Campeonato Argentino por la Copa Personal, también ante su rival del sábado, Córdoba, el defensor del título.

En efecto, Rosario y Córdoba se volverán a ver las caras el sábado próximo, pero ya en la final, y otra vez con los Ñandúes como dueños de casa. En el camino quedó el otro que llegó con posibilidades hasta la última fecha: Salta, que cayó ante Buenos Aires, en Pueyrredón, por 24-16.

En el otro partido, en el que no había nada en juego, Tucumán superó por 42-22 a Cuyo, que culminó último y sin puntos en la segunda rueda de la Zona Campeonato.

En la cancha de Jockey, Rosario tuvo en la puntería de Mateo Escalante (14 tantos), en la dinámica de sus backs y, sobre todo, en el aguante de su pack pese al menor peso de su rival, la llave de la victoria en un encuentro friccionado y muy peleado pese a la diferencia en el score.

De este manera, Córdoba perdió un invicto de 11 partidos en el Argentino: 5 en el 2011 y 6 en éste. Pero otro dato a analizar para el futuro con este nuevo sistema que mostró el torneo: los Dogos cedieron en un solo encuentro contra dos de los rosarinos y, sin embargo, no lograron la localía para la final.

Buenos Aires, que en el global perdió también sólo 2 partidos y quedó eliminado dos fechas antes, se retiró con una victoria ante Salta, que fue la revelación.

Los Mayuatos iban ganando al término del primer tiempo por 10-8 y lucharon mano a mano con las Águilas hasta que faltando 4 minutos, un try de Ramiro Herrera convertido por el goleador y figura Joaquín Díaz Bonilla sentenció el duelo.

El sábado, Córdoba irá por su séptimo título en el Argentino y el tercero en las últimas cuatro ediciones. Rosario, que fue finalista en el 2010 (perdió con Tucumán) festejó en éste torneo sólo en 1965, tras un histórico triunfo ante el entonces imbatible Buenos Aires.

Crédito Foto: Prensa UAR