Variantes

Clasificado bajo Jaguares | el 25-04-2017 |

35

Raúl Pérez tiene motivos para sonreír, luego de una floja gira por Sudáfrica. Hay varios jugadores que están disponibles para volver al equipo, lo que le da un abanico de posibilidades para afrontar un encuentro ante un rival directo en la pelea por los play-off como Sharks, y otros partidos que definirán si Jaguares estará entre los ocho mejores o no: Sunwolves, Force y Brumbies.

Tomás Lavanini, Nahuel Tetaz Chaparro, Martín Landajo y Manuel Montero están en condiciones de hacer sus presentaciones en esta temporada. Además, Matías Moroni y Javier Ortega Desio podrían volver al equipo luego de sus respectivas lesiones, mientras que Juan Martín Hernández y Juan Manuel Leguizamón, quienes no fueron tenidos en cuenta para la gira por Sudáfrica, también son variantes para los próximos cuatro partidos en Vélez. La baja más sensible continúa siendo la de Julian Montoya, ya que Agustín Creevy sigue acumulando muchos minutos como titular y Roberto Tejerizo no convence como hooker. Mientras, Gaspar Baldunciel suma entrenamientos con el equipo buscando ser una alternativa, que el año pasado ocupaba Facundo Bosch. Las buenas apariciones en el año de Gonzalo Bertanou, Ramiro Moyano, Marcos Kremer, Rodrigo Báez, Bautista Ezcurra y Matías Orlando, le agregan competencia en puestos claves donde se está empezando a ver recambio.

Más allá de los triunfos en sí, porque los play-off son una posibilidad concreta para el equipo argentino, el rendimiento y el juego son lo primordial para la seguidilla de partidos como local de Jaguares, que hoy además contó en los entrenamientos con Sebastián Cancelliere y Santiago Álvarez Fourcade. Volver a convencer, ajustar las piezas ofensivas y continuar con las mejoras defensivas, son algunos de los puntos a tener en cuenta en Liniers. Pero sobre todo, hacer foco en la indisciplina y en las formaciones fijas, dos deficiencias notables que producen un desgaste mental grande y derrotas inesperadas. Inglaterra, sin sus hombres más importantes pero con un plantel competitivo, asoma en el horizonte de este equipo, y un staff encabezado por Eddie Jones, estudioso hasta el mínimo detalle, intentará exprimir al máximo las debilidades.

Fotos: Prensa Jaguares

AP (2027)

Clasificado bajo Entrevista, Mundial 2027 | el 25-04-2017 |

26

Interesante entrevista a Agustín Pichot, en la que habla de los objetivos de recibir el Mundial de 2027 en Argentina, y se refiere al negocio del rugby y varios temas más.

Antilunes

Clasificado bajo General | el 24-04-2017 |

68

Los centros, los guerreros del medio de la cancha, para combatir al peor día de la semana. Cuatro minutos para encontrarnos con los mejores centros (insides?) de la historia de nuestro rugby.

#FuerzaJuan

Clasificado bajo General | el 24-04-2017 |

25

Lamentablemente este fin de semana se produjo otra lesión medular en el rugby argentino. Esta vez, según anunció la UAR, Juan Manuel Marcheto la sufrió luego de un tackle, en un partido perteneciente al Torneo Desarrollo de la UROBA.

El comunicado de la UAR:

La Unión Argentina de Rugby lamenta comunicar que en el día de ayer sábado 22 de abril, en el partido disputado entre los equipos de Sport Rugby de Salto y Club de Rugby Yaguá Pitá de Rojas, perteneciente al Torneo Desarrollo de la Unión de Rugby del Oeste de la Provincia de Buenos Aires (UROBA), el jugador del equipo visitante Juan Manuel Marcheto sufrió una lesión medular en una situación accidental del juego, producida luego de un tackle. El comité de seguridad de la UAR se encuentra abocado a averiguar más detalles del accidente.

El jugador fue trasladado a la Ciudad de Buenos Aires, donde se encuentra internado y atendido con los tratamientos habituales para este tipo de lesiones y será operado el día de mañana lunes 24.

La UAR y la FUAR se encuentran en contacto directo con los familiares del jugador procurando su contención y apoyo y seguirá su evolución a través de la Comisión Médica y de la FUAR haciendo votos para su recuperación.

 

Finalistas

Clasificado bajo Challenge Cup, Champions Cup, Europa | el 23-04-2017 |

5

Se definieron los finalistas de las dos Copas Europeas, y en ambas habrá campeones argentinos. En la Campionship Cup, Saracens se hizo fuerte como visitante ante Munster e intentará defender, con Marcelo Bosch y Juan Figallo, el título conseguido la temporada pasada. Su rival será el Clermont de Patricio Fernández, que hoy sufrió, pero derrotó a Leinster, y buscará su primer campeonato en el principal torneo continental.

En la Challenge Cup, el Stade Francais conducido por Gonzalo Quesada venció en un final dramático a Bath por 28-25, con un resultado incierto hasta la última pelota, donde George Ford malogró un penal para llevar el choque a tiempo extra. El goleador del Mundial de 1999 intentará conseguir su segundo título con el conjunto de Paris, que durante un tramo de la temporada tuvo al pilar de Belgrano, Benjamín Espinal, dentro del plantel. Enfrente tendrá a Gloucester, que con el segunda línea Mariano Galarza quiere repetir lo hecho en 2015, cuando derrotó en la final a Edinburgh.

Saracens, un equipo impenetrable 

Por momentos, el equipo de Londres parece invencible. Trabaja los partidos minuto a minuto, y tiene una idea clara, que los jugadores la defienden convencidos. Esta vez su víctima fue Munster, en Dublin, por 26-10. Saracens, con Marcelo Bosch en buen nivel durante los 80 minutos, no perdió el rumbo, y no se desenfocó ante un rival que no le encontró la vuelta, y terminó desesperándose en ataque. En cambio, el conjunto inglés, fiel a sus convicciones, tuvo paciencia porque sabía que el partido terminaría a su favor. Y fue así. Defendió de excelente manera el primer tiempo, y lo liquidó en el complemento. En un encuentro al estilo “test match”, muy estratégico y con pocos quiebres, Billy Vunipola fue el único jugador capaz de romper los moldes defensivos y producir peligro. Saracens, un club modelo en Europa con  mucho sentido de pertenencia, intentará repetir el doblete de la temporada pasada: Ya está en la final de la Championship Cup  y en las semifinales de la Premiership. Por nivel de juego, es el gran candidato.

Clermont eludió los fantasmas, y se metió en otra final

El aspecto psicológico de los equipos fue vital en la segunda semifinal de la Championship Cup, en la que Clermont derrotó por 27-22 a Leinster. Se enfrentaron el segundo equipo más ganador de la competencia, y un conjunto francés que en los últimos años mantuvo una regularidad asombrante, pero que falló en muchos partidos decisivos, y sólo logró un Top 14 en 2010. Clermont arrancó la semifinal con determinación, y golpeó en los momentos justos para irse al descanso con un parcial de 15-3. Pero el equipo irlandés reaccionó, y a los 15 minutos de la segunda etapa, después de tres penales de Jonathan Sexton, anotó un try para pasar a ganar 17-15. Esta jugada cambió el partido. El árbitro Nigel Owens anuló la conquista a instancia del TMO, porque Dan Leavy, justamente quien había terminado llegando al ingoal, sujetó previamente a un rival en un ruck. Luego de dicha infracción, Morgan Parra sumó de a tres, y le dio una inyección anímica a su equipo, cuando parecía que Leinster lo daba vuelta sin problemas. Los deliciosos drops de Camille Lopez cerraron la cuestión para Clermont, que contó con 14 minutos del rosarino Patricio Fernández como primer centro.

La Rochelle 14-16 Gloucester

Stade Francais 28-25 Bath

Foto: Championship Cup

Compactos (9°)

Clasificado bajo Súper Rugby, Videoteca | el 22-04-2017 |

6

Se terminó una nueva fecha del Super Rugby y el torneo empieza a entrar en zona de turbulencia. Ya no vale titubear. Los que más firmes se mantengan, a cuartos de final; el resto, a mirar los playoffs por televisión.

  • En Christchurch, Crusaders vapuleó a Stormers: fue 57-24 para el dueño de casa, que tuvo a George Bridge (autor de tres tries) como principal figura. El resultado final deja en evidencia las marcadas diferencias que existen entre las escuadras de la NZRU y las demás. Si fuese por puntaje, los cinco kiwis estarían metiéndose entre los ocho mejores. Una curiosidad: de los últimos 16 enfrentamientos entre ambos, los de Canterbury se impusieron en 14 de ellos.
  • Kings, último en la división África 2 y sin nombres de talla internacional, sorprendió a todos tras superar por 26-24 a Waratahs, y nada menos que en Sídney. ¿Qué confirmó el éxito de los de Puerto Elizabeth? El pésimo presente de los elencos australianos que, por ahora, solo tendrán un representante en la postemporada gracias al reglamento.
  • Sharks, próximo rival de Jaguares, empató 9-9 con Rebels, en Durban. Los locales, con muchísimas deficiencias a lo largo de los ochenta minutos, tuvieron su peor actuación en lo que va del año, pero pudieron rescatar dos puntos. El dato: el centro André Esterhuizen, que resultó determinante hace dos semanas en el 18-13 ante los capitaneados por Agustín Creevy, fue expulsado. ¿Estará en Liniers dentro de siete días?

Posiciones:

África 1: 1- Stormers (26), 2- Bulls (14), 3- Cheetahs (10) y 4- Sunwolves (5).

África 2: 1- Lions (32), 2- Sharks (24), 3- Jaguares (20) y 4- Kings (10).

Australia: 1- Brumbies (17), 2- Reds (10), 3- Force (-1) y Waratahs (9) y 5- Rebels (7).

Nueva Zelanda: 1- Crusaders (36), 2- Hurricanes y Chiefs (33), 4- Highlanders (23) y 5- Blues (17).

Hurricanes 56-21 Brumbies:

Waratahs 24-26 Kings:

Lions 24-21 Jaguares:

Highlanders 40-15 Sunwolves:

Crusaders 57-24 Stormers:

Force 7-16 Chiefs:

Bulls 20-14 Cheetahs:

Sharks 9-9 Rebels:

Libres: Blues y Reds.

Emoción

Clasificado bajo General | el 22-04-2017 |

9

La camiseta de Los Pumas es el emblema máximo del rugby argentino. Y son muchos los que dejaron el alma para que esa camiseta hoy tenga un aura especial.

En esta perla del archivo de Leyendas nos encontramos con Tito Fernández, uno de los eslabones mas sólidos en esa cadena de tradición histórica, y la emoción que le genera su camiseta de Los Pumas.

Avance

Clasificado bajo Análisis, Jaguares, Lions, Súper Rugby | el 21-04-2017 |

115

Más allá de la derrota frente a Lions por 24-21, Jaguares mostró una imagen positiva en Johannesburgo. Levantó el rendimiento, pudo haberlo ganado, pero el local lo dio vuelta sobre el final, y le propinó la tercera derrota en la gira por Sudáfrica; el scrum, otra vez el aspecto más preocupante.

Desde lo actitudinal, y la intensidad con la que disputaron los 80 minutos, fue un paso adelante para Jaguares. El retroceso y las preocupaciones que habían dejado las actuaciones ante Sharks y Bulls, sumado al desgaste físico y metal, y el buen nivel que venía sosteniendo Lions, no eran buenos antecedente para el equipo argentino. Pero pese a las adversidades, Jaguares respondió de gran manera, jugando uno de los mejores partidos desde que está en la competición. Seguro e intenso para atacar, asfixiante y constante para defender, y agresivo para jugar el contacto, una de las fortalezas de su rival, y una deuda en los dos encuentros previos en la tierra de los Springboks. El line también estuvo más fino, como también así el trabajo defensivo en los rucks, y la velocidad para pescar pelotas, o ensuciar ataques de un equipo con la característica agresividad sudafricana, pero con distintas matices, sobre todo a la hora de jugar la pelota con las manos.

Lions tuvo buenas atribuciones, y controló varios momentos de partido, pero le costó sumar y vulnerar la defensa argentina. En la primera mitad, los centros llegaron al try, ambos por quiebres sobre la defensa de Marcos Kremer, que venía de un gran rendimiento ante Bulls. Primero Harold Vorster, y luego Lionel Mapoe concretaron en el ingoal visitante, después de que Matías Orlando abriera el marcador con una gran conquista trabajada por casi todo el equipo. Entre el inicio y los 25 minutos del complemento se vio la mejor versión de Jaguares, que se mostró seguro y con confianza con la pelota en mano. Los tries llegaron como consecuencia del juego. Rodrigo Báez y Guido Petti definieron dos buenas acciones bien elaboradas, mientras el equipo estaba ligero, y sin la presión e imagen desgastante de los partidos anteriores. Pero los cambios de Lions dieron su rédito, e hicieron la diferencia con respecto a los argentinos. El local se mostró más entero, y dominó sobre todo en el scrum, una formación que ya es un dolor de cabeza para el rugby argentino. No sólo Jaguares, todos los seleccionados de la UAR deberán reforzar los conceptos del scrum, un aspecto fundamental para el juego, y que durante años fue una envidia para el resto del mundo. Hoy en esta formación se sufre en todos los niveles, se retrocede con infracciones, y hace que cuesten caros partidos como el de hoy, que en el plano general se jugó muy bien. Si no se hace una fuerte autocrítica en el scrum, y no se replantean cosas, será difícil evolucionar. En esta ocasión, se sufrió con un penal abajo de los palos en el minuto 77,  y el try de Mapoe se produjo luego de un scrum robado.

Hay muchas individualidades para destacar, en la noche de Johannesburgo. El mejor argentino fue Guido Petti, con muchas participación en ataque, y siempre encima de la pelota. Bautista Ezcurra tiene unas condiciones bárbaras, y si bien formó como wing, se involucró mucho en el partido, relanzando el juego y usando bien el pie. Es una realidad del rugby argentino, y puede ocupar varias posiciones en la línea de backs. Benjamín Macome y Rodrigo Báez, dos que la pelean de atrás en la tercera línea, rindieron de gran manera, y son grandes opciones. Nicolás Sánchez retornó a su nivel, distribuyendo bien el juego y con su locura habitual para defender. El capitán Agustín Creevy lideró al equipo desde su empuje, y su capacidad para involucrarse en los rucks y pescar pelotas. Jerónimo De la Fuente, titular en todos los partidos sigue demostrando sus cualidades de ball carrier, y es clave para la estructura de Jaguares. En su primer encuentro desde el arranque, Felipe Ezcurra estuvo algo impreciso, pero desde su actitud redondeó un partido correcto.

Más allá de las tres derrotas, la imagen final de la gira deja algunas señales positivas, aunque en general el paso por Sudáfrica ha sido negativo. Muy irregulares ante Sharks, un retroceso enorme ante Bulls, y avances ante Lions, de cara a un duelo determinante ante Sharks, en Vélez. Las posibles vueltas en las próximas semanas de Juan Martín Hernández, Nahuel Tetaz Chaparro, Matías Moroni, Tomás Lavanini, Martín Landajo, Javier Ortega Desio y Manuel Montero, más el envión por la producción de hoy, pueden ser claves para encarar una racha de local, que incluyen partidos ante rivales débiles como Force, Sunwolves y Kings.

La palabra de los jugadores

NC

Foto: Prensa Jaguares

Lions-Jaguares (ustedes)

Clasificado bajo Jaguares, Lions, Minuto a minuto, Súper Rugby | el 21-04-2017 |

200

Post habilitado para seguir las alternativas del encuentro entre Lions y Jaguares, a partir de las 14, en Johannesburgo.

 

Lions: 15 Andries Coetzee, 14 Madosh Tambwe, 13 Lionel Mapoe, 12 Harold Vorster, 11 Courtnall Skosan, 10 Elton Jantjies, 9 Ross Cronje, 8 Warren Whiteley (c), 7 Ruan Ackermann, 6 Jaco Kriel, 5 Franco Moster, 4 Andries Ferreira, 3 Johannes Jonker, 2 Armand van der Merwe, 1 Corne Fourie
Suplentes: 16 Malcolm Marx, 17 Jacques van Rooyen, 18 Ruan Dreyer, 19 Lourens Erasmus, 20 Kwagga Smith, 21 Faf de Klerk, 22 Jacques Nel, 23 Sylvian Mahuza

Jaguares: 15 Ramiro Moyano, 14 Santiago Cordero, 13 Matías Orlando, 12 Jerónimo de la Fuente, 11 Bautista Ezcurra, 10 Nicolás Sánchez, 9 Felipe Ezcurra, 8 Benjamín Macome, 7 Rodrigo Baez, 6 Tomás Lezana, 5 Marcos Kremer, 4 Guido Petti, 3 Ramiro Herrera, 2 Agustín Creevy (c), 1 Lucas Noguera Paz
Suplentes: 16 Roberto Tejerizo, 17 Santiago García Botta, 18 Enrique Pieretto, 19 Ignacio Larrague, 20 Pablo Matera, 21 Gonzalo Bertranou, 22 Joaquín Díaz Bonilla, 23 Emiliano Boffelli

Foto: Prensa Jaguares

Sonidos

Clasificado bajo Música, Sonidos | el 21-04-2017 |

6

En la entrada de George Harrison al Hall of Fame (2004) se juntaron en el escenario Jeff Lyne, Tom Petty, Steve Winwood, el hijo de George y , entre sombras, casi apartado del grupo, Prince. A los 3.28 de la canción, el medio scrum de Minneapolis se cansó del segundo plano, se paró bajo el foco de luz y la rompió toda demostrando que, además de cantante, compositor y showman también era un violero monumental.
Hoy se cumple un año de su muerte. El arte lo extraña.

 

Super Rugby (9°)

Clasificado bajo Súper Rugby | el 20-04-2017 |

15

Mañana, a las 4:35 de la Argentina, el último campeón, Hurricanes, y Brumbies inaugurarán una nueva semana del torneo del Super Rugby. Los puntos a tener en cuenta, a continuación.

  • El sábado, el estadio AMI de Christchurch albergará el que será, para muchos, el duelo más atractivo de esta novena ronda: allí, el dueño de casa, Crusaders, recibirá a Stormers. El local es el único invicto que tiene esta competición; la visita, por su parte, solo perdió ante Lions, en Newlands. ¿Habrá sorpresa en la isla Sur de Nueva Zelanda?
  • En el cruce entre Highlanders y Sunwolves, Waisake Naholo volverá a un campo de juego tras cinco semanas de inactividad. El wing que representa al elenco con base en Dunedin no juega desde la tercera fecha, cuando superaron por 16-12 a Blues, en Auckland. ¿Se reencontrará con el ingoal?
  • El Loftus Versfeld de Pretoria, estadio en el que Jaguares perdió hace tan solo cinco días, será testigo del enfrentamiento que protagonizarán Bulls y Cheetahs que, junto a Kings, son los equipos sudafricanos con más chances de desaparecer del radar de SANZAAR una vez que finalice esta edición. Entre el tricampeón y los de Bloemfontein, ¿cuál quedará fuera de escena en el próximo campeonato? El dato del día: en la práctica de esta mañana, Handré Pollard, figura en el único ganador que tiene la SARU en el certamen, sufrió una lesión en su tobillo derecho que lo tendrá entre ocho y diez semanas detrás de la línea de cal.

Así forman los equipos 

Viernes

04:35: Hurricanes-Brumbies

06:45: Waratahs-Kings

14:00: Lions-Jaguares

Sábado

02:15: Highlanders-Sunwolves

04:35: Crusaders-Stormers

06:45: Force-Chiefs

12:15: Bulls-Cheetahs

14:30: Sharks-Rebels

Libres: Blues y Reds

Cartelera

Clasificado bajo Televisión | el 20-04-2017 |

2

Jueves

22.00 Scrum (en vivo, ESPN 3)

Viernes

13.30 Lions-Jaguares (en vivo, Super Rugby, ESPN 2)

20.30 Scrum (en vivo, ESPN 3)

22.30 Hurricanes-Brumbies (en diferido, Super Rugby, ESPN 3)

23.30 Leyendas XV- Seven Olímpico (DeporTV)

Sábado

9.00 Crusaders-Stormers (en diferido, Super Rugby, ESPN 3)

11.00 Munster-Saracens (en vivo, Copa de Europa, ESPN 3)

Marcelo Bosch será titular en el visitante

19.00 Bulls-Cheetahs (en diferido, Super Rugby, ESPN 3)

23.00 Sharks-Rebels (en diferido, Super Rugby, ESPN 3)

Domingo

12.00 Clermont-Leinster (en diferido, Copa de Europa, ESPN 3)

Patricio Fernández será suplente en el local

19.00 Scrum (en vivo, ESPN 2)

 

Cruzados

Clasificado bajo British & Irish Lions | el 20-04-2017 |

18

Ya se anunció la lista de los British & Irish Lions para Nueva Zelanda. Ricardo Sabanes nos cuenta la historia del primer viaje de los Lions, el que inició la pasión por las giras de rugby.

CRUZADOS

Ayer Warren Gatland dio a conocer el plantel de los Lions que viajará a Nueva Zelanda. Más allá de las inevitables controversias por su selección (doce galeses; dos escoceses) y por el programa de partidos (Graham Henry dice que es un fixture “suicida”), se trató de la puesta en marcha del mito viviente y uno de los negocios más grandes del rugby mundial, sólo superado por la Copa del Mundo: la gira de los British & Irish Lions al hemisferio sur.

El león sale de gira.

Una de las características distintivas del rugby es el ansia de viajar. Salir al camino en busca de los que juegan nuestro deporte en ambientes ajenos, enfrentarlos en el campo y absorber su cultura es una compulsión que nace con el juego mismo. A veces el aspecto gratificante es encontrar que, más allá de un duro enfrentamiento en la cancha y la experiencia de una cultura lejana, las actitudes, puntos de vista, afectos y hasta la vestimenta son similares. Se pueden viajar catorce mil kilómetros para encontrar la imagen de uno mismo.

Mezcla de excursión de estudiantes, viaje iniciático y cruzada evangelizadora, los Lions son el epítome del viaje para un deporte que ha hecho de la gira su máxima aspiración. Otrora recibidos en pueblos y ciudades como celebridades y agasajados con lo mejor de cada comarca, estos viajeros llevaron el rugby de Gran Bretaña no solo a las capitales sino también –transportados en diligencias o carretas que sólo se detenían a cambiar los caballos– a los lugares más recónditos de Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda.

Como confiesa Willie John McBride (cinco giras y diecisiete caps con los Lions), en el ranking de honores, para un rugbier británico vale mucho más jugar un full Test para los Lions que uno para su país: “Fue un momento trascendental cuando gané mi primera cap para Irlanda en 1962, pero ser llamado para la gira de los Lions a Sudáfrica el mismo año fue el premio supremo.” El público lo reconoce de ese modo: cuando la Cruzada roja parte de viaje al hemisferio sur, se terminan las diferencias entre las Home Nations y revive el Imperio.

Las giras de rugby comenzaron tan pronto como el juego se convirtió en reconocible y reglamentado. Aunque la excursión dure sólo una o dos noches, tiene rasgos en común con los de una gira más larga: el tiempo de planificación, las acciones para recaudar fondos, las expectativas de enfrentar a los mejores, dejar una marca, sociabilizar. En términos de distancia y tiempo de duración, ninguna actividad deportiva tiene tours más largos que el rugby. Este año se cumplen 129 años de la primera gira de los Lions a Australia y Nueva Zelanda (fueron los primeros, antes de que viajasen los equipos de las Home Nations). Lo interesante es que los pioneros habían partido de viaje un año antes y no iban a jugar rugby.

Contratados por promotores privados, en 1887 dos equipos de cricket ingleses partieron de gira a Australia. Uno era liderado por quien había sido capitán de Inglaterra, James Lillywhite (de la familia propietaria de la tienda de artículos deportivos de Picadilly Circus), y organizado por Arthur Schrewsbury, el primer bateador del momento, y Alfred Shaw, quien diez años antes había boleado la primera pelota en el primer Test oficial entre Inglaterra y Australia.

El otro equipo que también competía por la atención del público y la recaudación estaba capitaneado por Lord Hawke, y entre sus filas se encontraba Andrew Stoddart, uno de los más famosos sportsmen de la época, capitán de Inglaterra en rugby y cricket y también capitán de la primera formación de los Barbarians.

Si bien ambas comitivas se unieron para disputar un primer Test contra Australia para luego seguir con su propio itinerario, el mercado demostró ser limitado para dos troupes que se disputaban la misma audiencia. Al poco tiempo las deudas de la expedición de Lillywhite fueron tan grandes que los promotores entraron en bancarrota y suspendieron las actividades… de cricket.

Empresarios al fin, en lugar de resignarse a regresar y afrontar un fracaso, los promotores decidieron duplicar la apuesta para revertir las pérdidas, y, sin moverse de Australia, propusieron transformar la gira de cricket ¡en una de rugby! Parte del plan era confirmar a algunos de los jugadores del plantel para ahorrar costos de traslado. Se invitó a los que habían jugado fútbol o rugby como deporte de invierno y cricket en verano, algo habitual en aquellos tiempos de caballeros deportistas.

Por su lado, Alfred Shaw, que había permanecido en Inglaterra, fue el encargado del reclutamiento de jugadores en ese país. La tarea no fue sencilla: tomó algunos meses de intenso trabajo bajo la sospecha de la RFU que se negó a patrocinar el tour, pero que a último momento otorgó, aunque a regañadientes, un ambiguo permiso para el viaje:

El Comité de la RFU ha declinado dar el apoyo solicitado por los promotores de una gira a Australia. Si bien considera que no está dentro de sus atribuciones prohibir a los jugadores ser parte de la iniciativa, entiende que es su deber advertir que cualquier arreglo no debe transgredir las “Reglas sobre el Profesionalismo” (la Biblia con la que la RFU perseguía la herejía profesional).

La mayoría de los veintidós jugadores que finalmente partieron de viaje (entre los que había cinco escoceses y un galés) jugaba en clubes de la Northern Union, que siete años más tarde se separaría de la RFU por la disputa sobre la compensación del lucro cesante a los jugadores provenientes de las clases trabajadoras (y no tanto), dando lugar a The Rugby League. Y si bien las sospechas sobre profesionalismo eran fundadas (algunos de ellos cobraban compensaciones por jugar rugby en sus clubes), lo que no estuvo en duda fueron el optimismo y el estoicismo del primer plantel.

El “England Football Team” sobre la cubierta del RMS Kaikoura.

El 8 de marzo de 1888 el grupo se embarcó en el RMS Kaikoura, que desde Liverpool emprendió el viaje a Australia. Ya en Hobart (Tasmania), se reunieron con Lillywhite, Shrewsbury y Stoddart (que se había pasado de equipo al recibir una oferta de £80 en efectivo) y siguieron viaje a Dunedin, Nueva Zelanda, país donde jugaron nueve partidos, de los que ganaron siete, para moverse a Sidney y dar comienzo a la gira australiana, donde disputaron dieciséis partidos de rugby invictos. Pero aún así las cuentas no mejoraban, por lo que al ver el gran número de seguidores que tenía el fútbol australiano y una taquilla promisoria, los promotores aceptaron jugar dieciocho partidos de Victorian Rules (Victoria fue el primer territorio donde se jugó Aussie rules), deporte más popular que difería bastante del rugby que se jugaba entonces.

El equipo en el Scotch Oval, Melbourne, antes de un match de fútbol australiano.

Tras ganar seis y empatar dos partidos frente a los clubes de fútbol australiano más poderosos, la comitiva regresó a Nueva Zelanda para jugar una nueva serie de once partidos de rugby que terminó invicta. La superioridad del rugby de los Lions quedó registrada en un reportaje al capitán del equipo, Robert Seddon, uno de los pocos con caps de la comitiva (había jugado para Inglaterra vs Escocia, Irlanda y Gales), publicado en el Otago Witness:

En lo individual, los jugadores neozelandeses juegan bastante igual que los nuestros, pero juegan como lo hacíamos hace cinco o seis años atrás. Desde entonces hemos afinado nuestro juego. Mientras en Nueva Zelanda anotan puntos una de cada cinco oportunidades, nosotros anotamos cuatro de cinco. El estilo del pase en Nueva Zelanda es arrojar la pelota hacia atrás sin mirar si hay receptores. Nuestra idea del pase es que un jugador nunca debe pasar la pelota a no ser que el receptor esté en una mejor posición para seguir atacando, y si el portador es detenido debe dar la espalda al defensor y pasar la pelota con ambas manos. Los neozelandeses pasan la pelota con una mano, pero eso no está bien.

Sus scrums son pesados y mejores que los nuestros. Pero nosotros no creemos mucho en el scrummaging. ¿Por qué deberíamos concentrarnos en ese aspecto del juego cuando girar el scrummage, abrir rápido la pelota y correrla con las manos es mucho mejor e incluso más agradable para los espectadores? Muchas veces vi que un jugador neozelandés con la pelota en la mano podría haberla pasado a un compañero mejor ubicado para anotar y en lugar de hacerlo buscaba su propio try, facilitando nuestra defensa. En nuestro equipo los hombres juegan entre sí y se pasan la pelota buscando mejores oportunidades.

Importantes lecciones tácticas que ¡vaya si aprendieron!

Tras ocho meses en el camino, disputar cincuenta y cinco partidos de rugby y fútbol australiano y coronar el emprendimiento con éxitos deportivos y económicos para promotores y deportistas, los veinticuatro jugadores que quedaban dieron por terminada la gira.

El jugador Nº 25 permaneció por siempre en tierra australiana. Robert Seddon, una tarde libre de partidos salió a remar por el río Hunter en una embarcación que desconocía, que a veinte metros de la orilla se dio vuelta atrapando al navegante bajo el agua. “Nuestro capitán ha muerto”, alcanzó a balbucear Lillywhite al resto de la comitiva. Seddon fue enterrado con su camiseta de rugby y sus flannels en un funeral imponente. El coche fúnebre que portaba el féretro, cubierto con la Union Jack, fue flanqueado por el equipo que lucía las casacas a rayas blancas, azules y rojas de la comitiva con una cinta negra en el brazo, seguido por una silenciosa procesión de ciento sesenta jugadores locales de todas las edades vestidos con los colores de sus clubes y una multitud de residentes de West Maitland (New South Wales), que hasta el día de hoy conserva en su cementerio una tumba cuya lápida dice:

En memoria de Robert Seddon, capitán del equipo de Football de Inglaterra (así se los conocía), ahogado en el Río Hunter el 15 de agosto de 1888. Tenía 28 años.

Una elegía publicada en The Referee en octubre de 1888 canta su memoria:

Su cuerpo varonil permanece rígido en el silencio de la muerte;

Nunca más volverá a alentar a sus hombres;

Ni llamará a sus forwards a cargar sobre la pelota.

Nunca más escucharemos sus alegres saludos;

Y ellos, sus compañeros en ese viaje a través del mar,

Buscarán en vano y no lo encontrarán.

No te aflijas, el está en reposo. Su espíritu libre

Llama en un susurro a través de la espuma:

“Hermano, estoy durmiendo; hermana, ten consuelo.

Dios sabe mejor en todas las cosas.

Todo lo que pueden hacer es esto: no me olviden”.

Buscarán en vano y no lo encontrarán. Foto del equipo. En el centro la pelota y el lugar vacío de Robert Seddon, primer capitán de los Lions.

Fue así como un viaje iniciático que tuvo de todo: cricket frustrado, fútbol australiano, rugby profesional y un héroe trágico que no pudo regresar al hogar, dio inicio a la pasión por las giras de rugby que hasta el día de hoy, como jugadores, entrenadores o espectadores, todos disfrutamos, al punto de hacer propia la frase que dice “Cuando muera no quiero ir al cielo, quiero ir de gira”.

Ricardo Sabanes

_________________________________________

Bibliografía consultada:

Jones, Stephen (2013), Behind the Lions, Edimburgo: Birlinn Ltd.

Thomas, Clem y Thomas, Greg (1966 y 2013), The British & Irish Lions Official History, Edimburgo: Mainstream.

McBride, Willie John (2004), The Story of my Life, Londres: Piatkus.

Ryan, Greg, ed. (2005), Tackling Rugby Myths. Rugby and New Zealand Society 1854-2004, Dunedin: University of Otago Press.

Columna

Clasificado bajo Columna en La Nación | el 20-04-2017 |

73

De la difícil convivencia del amateurismo y el profesionalismo. De las falencias de la UAR en el Nacional de Clubes. De eso escribió Jorge Búsico en La Nación de hoy.